¿Colombia la más educada en 2025?

0
141
Manifestación frente a la sede del Ministerio de Educación Nacional, en la que presentaron el pliego de peticiones, el pasado 26 de febrero. Foto J.C.H.

Fecode presenta pliego de peticiones. La Federación dice que se está generando una falsa expectativa demagógica porque no se destinan recursos. Se negociará sobre viejas problemáticas y piden cumplimiento de los acuerdos. Si no hay soluciones, habrá un cese indefinido de actividades

Juan Carlos Hurtado Fonseca
@aurelianolatino

En septiembre de 2014, con bombos y platillos la ministra de Educación, Gina Parody, presentó las líneas de acción del proyecto “Colombia la más Educada”: Excelencia docente, jornada única, Colombia libre de analfabetismo, Colombia bilingüe y más acceso con calidad en educación superior.

A simple vista el programa es necesario y cualquiera debería respaldarlo, pero a la Federación Colombiana de Educadores, Fecode, le preocupa que se lleven a cabo acciones que no van en esa vía, sino que por el contrario, deterioran la educación de los colombianos.

En términos de la organización del magisterio, el Plan Nacional de Desarrollo dice que se recogen las recomendaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, OCDE, aunque en la campaña reeleccionista el presidente Juan Manuel Santos había programado dar solución a los problemas del país.

“El Plan niega recursos para educación, desaparece la figura de preescolar -que es el cimiento de la educación de calidad-, y lo cambia por atención de primera infancia. Es bueno que atiendan a los niños, lo malo es que no los eduquen. También nos cambian recursos para financiar la educación superior por 10 mil becas.

“La educación básica media nos preocupa porque el Presidente en campaña se comprometió a que el PIB para educación crecería en todo su periodo de gobierno y este año crecería un punto. No hay nada de eso”, indicó el presidente de Fecode, Luis Grubert Ibarra, al señalar solo algunos aspectos con los que se probaría que se hace demagogia.

Las contradicciones

En la reunión de la titular de la cartera educativa con los secretarios de Educación del país, sobre la jornada única se indicó que en algunos lugares ya había iniciado su implementación, pero que en el territorio nacional solo se cuenta con el 45 por ciento de la infraestructura necesaria para establecerla, por lo que es necesario construir colegios, adicionando alimentación escolar.

“La jornada única, bienvenida, la queremos o la necesitamos, pero esta tiene unos requerimientos y ahí no vemos los recursos para que se pueda implementar de verdad. Nuestros niños necesitan alimentación escolar; no es lógico que habiliten hornos microondas para que los niños calienten su comida, no es sano. El Estado debe garantizar su alimentación.

“Para la alimentación escolar han presupuestado 800 mil millones de pesos, pero se requieren 3.4 billones; para infraestructura se necesitan 24 billones de pesos y el presupuesto que hay en todo el ciclo del gobierno alcanzaría para construir, dicen ellos, 50 mil aulas, pero se necesitan tres mil instituciones nuevas. Para tener jornada única se requieren ambientes, bibliotecas, ludotecas, personal administrativo para la atención verdadera de los jóvenes, y no hay recursos.

“Al hablar de jornada única, se habla de ampliar el tiempo de trabajo en la escuela, y con nosotros no han hablado de cómo queda el cubrimiento de salario de esos profesores, no es posible que aumenten la jornada de trabajo y no el salario”, explicó el presidente de Fecode.

Otros de los aspectos señalados por los educadores es que quienes están contratados con el Decreto 1278 no pueden ascender porque quedó derogada la evaluación de competencias, y aunque se muestran de acuerdo con esa abolición no lo están con que no se habiliten mecanismos para el ascenso. Además, hay un concurso que lleva 28 meses sin ser resuelto y los maestros que están saliendo no están siendo remplazados.

Según el Presidente de Fecode, el mismo Presidente de la República reconoció que los docentes son los profesionales peor remunerados: “Dijo que iba a haber una remuneración. Nosotros decimos ‘llegó la hora que nos cumplan, que haya una nivelación’. Esperamos que se cumpla lo que la ley ordena, que cumpla sus compromisos, que le dé el trato digno a la educación”.

La nivelación y el incremento salarial serán asuntos a resolver en una mesa de negociación, ya que la pérdida del poder adquisitivo de sus mesadas oscila entre el 18 y el 22 por ciento con respecto a los demás trabajadores, y con respecto a su propio salario han perdido más de nueve puntos porcentuales. Sobre el reajuste, se someterán a lo que se acuerde en la negociación con los trabajadores estatales.

Acerca de las becas para estudio de los maestros, Luis Grubert explicó: “El título de becas es un engaño; es un crédito condonable. Si el maestro no puede concluir los estudios, si no llega a los puntajes requeridos, paga el crédito. Ejemplo, si una maestra queda embarazada cercano a la terminación de los estudios y no puede concluir por su estado, tiene que pagar. Aquí se está haciendo una inversión para el capital financiero, pero nosotros queremos que el Estado haga la inversión para actualizar a sus docentes”.

Lo que se negociará

Los anteriores y muchos otros aspectos serán discutidos en una mesa de negociación que se abrirá luego de que el pasado 26 de febrero, en una multitudinaria movilización de profesores que se realizó en distintas capitales de departamento, Fecode presentara su pliego de peticiones.

En este hay otros asuntos como la carrera docente, el estatuto único, el servicio de salud, aspectos de derechos humanos y otros que no solo atañen al ámbito de las relaciones laborales sino de la educación de todos los colombianos.

El petitorio fue presentado antes de la aprobación del Plan Nacional de Desarrollo pues los educadores expresan que de la manera como este está diseñado se deteriorará el sistema educativo, y los anuncios del Gobierno de construir una de las sociedades más educadas de Latinoamérica en los próximos 10 años, serán solo demagogia.

“Si Colombia coloca a la educación en pilar, es para romper la inequidad, para que la justicia social genere igualdad de condiciones; como pilar no está siendo atendida ni en el Plan de Desarrollo ni en el presupuesto de la Nación”, anota el presidente de Fecode.

La organización también exige cumplimiento a los acuerdos de pasadas negociaciones, prestaciones económicas reconocidas jurídicamente, cumplimiento estricto de la ley e iniciativas legislativas de orden gubernamental. Y advierten que si no hay soluciones que queden contenidas en el Plan de Desarrollo, irán a un paro nacional de carácter indefinido, pues han soportado la crisis por décadas.

“Nosotros entendemos que el país está haciendo unas medidas de prevención fiscal, por eso el recorte de los seis billones, no es que no los tenga es que se previene de no invertirlo por si se profundiza el problema de la crisis mundial, del modelo neoliberal. Está bien que lo haga, pero no puede recortar los recursos para la formación de los niños a costa de una previsión económica”.