Clavos calientes

0
Foto: Agencia Prensa Rural via photopin cc

Serpa y Venezuela

Horacio Serpa Uribe, ex ministro, ex procurador, ex candidato liberal, ex congresista, ex embajador en la OEA, no aceptó la embajada en la República Bolivariana de Venezuela, ofrecida por el presidente Juan Manuel Santos Calderón en la nueva etapa del proceso en el vecino país con la presidencia de Nicolás Maduro. Serpa está encarretado con su portal La Ola Política y quiere seguir de cerca y con libertad de opinión el proceso de paz de La Habana y los eventuales diálogos con el ELN.

Foto: Agencia Prensa Rural via photopin cc
Foto: Agencia Prensa Rural via photopin cc

Pachito sin aliento

Una respuesta contundente le dieron las FARC-EP a Francisco Santos, quien de forma provocadora colocó vallas en Bogotá, Medellín y otras ciudades en donde aparece Iván Márquez comparado con el capo de la mafia Pablo Escobar Gaviria, primo de José Obdulio Gaviria, uno de los mentores de Pachito. Las FARC exhibieron una valla en que aparece Francisco Santos con Salvatore Mancuso, quien lo acusa de ser el promotor del Bloque Capital de los paramilitares. El célebre Pachito, candidato de la caverna y de otras yerbas, quedó sin aliento.

Derecha ridícula

El 25 Congreso (extraordinario) del Partido Comunista Húngaro decidió cambiar el nombre por Partido Obrero Húngaro, porque el gobierno derechista de Hungría prohibió la utilización de la palabra “comunista”, “camarada” y otras que recuerden lo que ellos califican “el autoritarismo del siglo XX”. Por el ridículo de la derecha recalcitrante, 49 calles Lenin, 36 calles Carlos Marx y seis calles Estrella Roja tendrán que cambiar de nombre. Queda prohibido mencionar estos nombres y de los que gobernaron el país en el pasado. Es una lástima que una ciudad tan imponente y hermosa como Praga tenga un gobierno tan atrasado y reaccionario. Sin embargo el país tiene casi el 12 por ciento de desempleo y mucha gente está peor que nunca en el gobierno del “milagro húngaro” de la Unión Cívica (derechista). Nunca en el socialismo hubo una situación de miseria como la actual.

Conflicto y despistados

Algunos despistados creen que el origen del conflicto colombiano se remonta a 1964 cuando el bombardeo a Marquetalia. Lo aclara muy bien la reciente entrevista de Alfredo Molano con integrantes de la delegación de paz de las FARC-EP, porque allí se explican muy bien que la causa no fueron las gallinas y los cerdos que las bombas made in USA acribillaron. Colombia vive un conflicto histórico que se remonta a los años cuarenta cuando los latifundistas y la dictadura conservadora, liquidaron a sangre y fuego las luchas agrarias por una reforma agraria democrática y antilatifundista. La misma sigue pendiente y la niega la actitud del Gobierno actual que defiende a ultranza la concentración de la propiedad sobre la tierra de latifundistas y ganaderos, mayor aun en la actualidad por el despojo de mafiosos, paramilitares y otras yerbas.