Subestación de La Concordia, un peligro. Vecinos piden traslado

0
659
Subestación eléctrica La Concordia en La Candelaria Bogotá. Foto Publimetro.

El centro de Bogotá se vio afectado por la falta de energía eléctrica debido a que un generador que tiene más de 80 años, según dicen sus habitantes más viejos, no ha sido cambiado, además puso en riesgo las casas vecinas

Subestación eléctrica La Concordia en La Candelaria Bogotá. Foto Publimetro.
Subestación eléctrica La Concordia en La Candelaria Bogotá. Foto Publimetro.

Redacción Bogotá

Como lo informó VOZ el año pasado gracias a las denuncias hechas por Jaime Caycedo, Secretario General del Partido Comunista Colombiano, y el Comité Cívico de La Candelaria, hay asuntos sin resolver urgentes en esa localidad que pueden terminar en desgracia.

Muestra de ello es la explosión de la subestación eléctrica que ocurrió el pasado miércoles 13 de noviembre a las dos de la tarde y que provocó un apagón en el centro de la ciudad de Bogotá y varios barrios aledaños.

La explosión de la subestación dejó dos personas heridas por quemaduras, al señor Mauricio Morales quien fue trasladado al Hospital Simón Bolívar, y el señor Fidel Velandia, quien fue trasladado a la Clínica Palermo.

Por fortuna la explosión ocurrió alrededor de las dos de la tarde, y no a una hora en donde hay convergencia de estudiantes y cuando aumenta el flujo de gente. Debido al apagón se vieron afectados alrededor de 25 mil servidores con sus respectivas consecuencias laborales.

A la emergencia respondieron tres carros de bomberos con 15 hombres, la defensa civil, el Fopae y otras entidades hicieron presencia.

La subestación que está ubicada la Plaza la Concordia de La Candelaria tiene más de 80 años según denunció el señor Juan Pérez Gama, del Comité Cívico:

“Nosotros habíamos denunciado que esta planta de energía es un peligro para la comunidad, para los habitantes, para los mismos vehículos que transitan por ahí. Eso explotó y la explosión se extendió hasta la primera con 12. Yo vivo en la segunda casa contigua a esa estación de energía. Digo que esa estación tiene al menos 80 años. Eso lo habíamos denunciado pero no nos pararon bolas. Como no nos pararon bolas con el problema de la escuela Belén. Ese barrio es el único que no tiene escuela. Se reventó el andén y el edificio de la esquina contiguo a la subestación colapsó y lo están tumbando. Yo vivo a un garaje de esa subestación, si no hubiera sido por el garaje, mejor ni le digo”.

Los habitantes exigen a la administración que esa subestación se reubique más cerca de la montaña, pues es un riesgo para la vida de los habitantes y transeúntes.