Sigue movilización campesina en el Meta

0
309
Juan Carlos Bernal (centro), del Ministerio del Interior, en reunión con voceros de las comunidades de la Orinoquía. Foto Rema-Acpp.

La gobernación departamental y el Ministerio del Interior eluden negociaciones con las comunidades, que exigen “voluntad de paz” del gobierno

Juan Carlos Bernal (centro), del Ministerio del Interior, en reunión con voceros de las comunidades de la Orinoquía. Foto Rema-Acpp.
Juan Carlos Bernal (centro), del Ministerio del Interior, en reunión con voceros de las comunidades de la Orinoquía. Foto Rema-Acpp.

Agencia Prensa Rural

Comunidades de varios municipios de la región de la Orinoquia mantienen la movilización que emprendieron desde el 15 de noviembre pasado para exigir respuesta del Estado colombiano a su pliego de peticiones.

A la protesta, que se desarrolla en el departamento del Meta y en el norte del Guaviare, se sumaron cientos de agricultores del municipio de Vista Hermosa, quienes interlocutaron con las autoridades locales para pedir garantías de movilización.

En un consejo de seguridad, el Ejército señaló que esta protesta campesina estaba “infiltrada” por la guerrilla de las FARC, según denunció la Red de Medios Alternativos (Rema).

A pesar de que la alcaldía de Vista Hermosa no facilitó la consecución de espacios para el desarrollo de las actividades programadas por los campesinos, se han realizado talleres de capacitación en el tema de derechos humanos, así como diversas actividades culturales en el marco de la movilización.

Mientras tanto, otras comunidades se han concentrado en los cascos urbanos de La Macarena y Puerto Rico, donde se ha venido socializando el pliego de exigencias.

En La Macarena, el campesinado denuncia que soldados del Ejército toman fotografías de los participantes de la protesta e intervienen en todos los espacios de interlocución.

Voceros de la Mesa de Unidad Cívico Agraria y Popular del Oriente Colombiano (Mucapoc) gestionan, entre tanto, espacios de negociación de sus peticiones, en torno a “la vida, los derechos humanos, el territorio y la paz”.

Funcionarios de la Gobernación y del Ministerio del Interior han desconocido las reuniones con el campesinado, a pesar de que el 20 de noviembre pasado hubo un encuentro con Juan Carlos Bernal, encargado de la Dirección de Derechos Humanos del citado ministerio.

Alan Jara, gobernador del Meta, ya fue puesto en conocimiento de los motivos de la movilización y los abusos del Ejército Nacional en la región. Las comunidades esperan su voluntad política para solucionar los problemas que las aquejan.

“Los campesinos se mantendrán concentrados hasta que el gobierno nacional se comprometa y exprese su voluntad de paz con el campesinado colombiano a partir de hechos concretos”, reportaron las comunidades movilizadas.