Retos políticos tras el referendo escocés

0
227

Declaración de la Comisión escocesa del Partido Comunista Británico

communist party of britain

Los electores escoceses han ejercido su derecho a la libre determinación. Al hacerlo, han decidido seguir siendo parte de Gran Bretaña y han reafirmado el entendimiento de que la unidad en este nivel es fundamental para la lucha por la justicia social y económica y contra los ataques conservadores que afectan a todos los pueblos de Gran Bretaña.

Sin embargo, hubo un respaldo muy fuerte para el Sí a la independencia en las áreas de mayor pobreza y desempleo. En Glasgow, Dundee, North Lanarkshire y West Dunbartonshire, áreas de apoyo tradicional del Partido Laborista, el Sí obtuvo la mayoría.

Por tanto, este resultado es una medida del nivel de desencanto entre los más afectados por la austeridad y los ataques contra el estado del bienestar. Indica que una minoría significativa está perdiendo la confianza en la capacidad del Laborismo y el movimiento sindical para actuar contra el poder de las grandes empresas y los súper ricos.

Este es un reto para todos en la izquierda. Exige una nueva claridad en nuestro movimiento sobre las instituciones que sustentan este poder de clase de las grandes empresas, tanto a nivel británico como en la Unión Europea. Estas son exactamente las mismas estructuras que habrían anulado cualquier progreso hacia la verdadera autodeterminación económica y social en el marco del mandato que ofrece el Partido Nacional Escocés (SNP): la pertenencia a la UE y a la OTAN y el agarre neoliberal de una moneda orientada a las necesidades del capital financiero.

El movimiento sindical y el Laborismo ahora tienen que demostrar su voluntad de desarrollar campañas masivas sobre estas cuestiones básicas en el terreno. La Asamblea del Pueblo debe convertirse en un movimiento de masas, al igual que la demanda por el fin del programa Trident de armamentismo nuclear. Esta será la única manera de derrotar a los conservadores y sus aliados en las elecciones de 2015 y de reducir al mínimo el voto de derecha y extrema derecha. También será la única manera de curar las divisiones del referendo y ganar una unidad renovada.

Esto significa que en Escocia las nuevas promesas de mayores poderes para un parlamento escocés deben cumplirse, en particular la promesa de un sistema federal que mantenga alguna forma de redistribución de impuestos en Gran Bretaña sobre la base de necesidad social. Pero este federalismo debe ser socialmente progresista y combinarse con el compromiso general de una redistribución de la riqueza y el poder en favor del pueblo trabajador en todo el territorio de Gran Bretaña.

21 Century Manifesto
Traducción de David Moreno para SemanarioVoz.com