Oriente Medio: La gasolina en el fuego

0
371

El imperialismo busca la balcanización del Medio Oriente a través de la internacionalización del conflicto sirio.

Knipsel21

Los EEUU tienen la intención de fortalecer con más de 500 millones de dólares su apoyo a los terroristas en Siria, decisión que, ante la situación en Irak y Palestina, significa echar gasolina al fuego.

La solicitud presentada por Barack Obama el jueves 26 significa que, en sólo un año, los estadounidenses financiarán a los mercenarios en Siria con casi el doble de los fondos que les han sido asignados en los últimos tres años, según las cifras oficiales citadas por Prensa Latina.

El presidente de los EEUU y los funcionarios de alto rango del Pentágono justifican el refuerzo de lo que llaman «oposición siria moderada» con el presunto combate al Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), pero retoman el programa de entrenamiento de la CIA en Jordania, donde muchos de los yihadistas del EIIL fueron entrenados.

En una visita oficial a Arabia Saudí, el viernes 27, el secretario de Estado John Kerry se reunió con el líder de la «oposición siria», Ahmad al-Jarba, y pidió la expulsión definitiva del príncipe Bandar de la jefatura de los servicios secretos. El aristócrata saudí ya había abandonado la inteligencia, pero la exclusión de un general cercano a él, según informó ayer Lusa, muestra que Washington recrimina a Bandar por promover la intervención militar directa de EEUU en Siria, a expensas de la coordinación militar de los grupos armados, que los estadounidenses consideran capaces de repetir el resultado obtenido en Libia.

Estos hechos, más el anuncio de un referéndum sobre la independencia en el Kurdistán iraquí, la presión permanente de la Casa Blanca al primer ministro de Irak y la opción del Pentágono de garantizar apenas la seguridad de la Embajada de EEUU y el aeropuerto de Bagdad, muestran que el imperialismo busca la balcanización del Medio Oriente a través de la internacionalización del conflicto sirio.

Washington y sus aliados reaccionaron con suaves palabras al anuncio del EIIL de establecer un califato islámico, lo que indica que el control por parte de los yihadistas de un territorio que se extiende desde el norte de Siria a las puertas de Bagdad y la frontera con Jordania puede servir a los intereses de dividir Irak y Siria.

Y paralelamente está en marcha la campaña de Israel contra Cisjordania y la Franja de Gaza, que se intensificó después del descubrimiento de los cadáveres de los tres adolescentes israelíes desaparecidos el 12 de junio. Organizaciones palestinas rechazan la responsabilidad en el secuestro y asesinato de los jóvenes colonos, pero Tel Aviv intensifica la ofensiva prometiendo aplastar a Palestina.

Avante
Traducción de David Moreno para SemanarioVoz.com