Movilización por la zona de reserva campesina de Cabrera

0
430
Concentración campesina en Cabrera contra el megaproyecto hidroeléctrico. Foto Comité de impulso ZRC Cabrera

“Con esta protesta y este gran encuentro de campesinos de la región de Sumapaz nos oponemos al proyecto de hidroeléctrica que quiere adelantar Emgesa, pero también ratificamos nuestra cultura y tradición campesina”.

Agencia Prensa Rural

En el municipio de Cabrera (Cundinamarca) se llevó a cabo una jornada de protesta convocada por el Comité de Impulso de la Zona de Reserva Campesina de Cabrera en contra del megaproyecto El Paso.

La protesta se realizó durante la mañana del domingo 9 de agosto. A ella acudieron más de 200 personas que habitan tanto el municipio de Cabrera como la colindante localidad 20 de la ciudad de Bogotá, Sumapaz. Durante la jornada también hubo intercambio y venta de productos de los territorios vecinos, así como actos culturales y música campesina.

“Con esta protesta y este gran encuentro de campesinos de la región de Sumapaz nos oponemos al proyecto de hidroeléctrica que quiere adelantar Emgesa, pero también ratificamos nuestra cultura y tradición campesina”, le dijo a Prensa Rural Paola M. Bolaños López, líder campesina, miembro del Sindicato de Pequeños Agricultores de Cundinamarca (Sinpeagricun) Seccional Cabrera y del Comité de Impulso de la Zona de Reserva Campesina de Cabrera.

Proyecto Hidroeléctrico El Paso

El Paso es un megaproyecto liderado por Emgesa con el que esta multinacional busca producir mil gigavatios por año y exportarlos al mercado internacional.

Desde 2008, y con la anuencia de los gobiernos de turno, Emgesa ha buscado construir una central hidroeléctrica en la región del Sumapaz. Esta empresa ha buscado que mediante estudios de impacto ambiental pueda desarrollarse el proyecto de hidroeléctrica a filo de agua, es decir sin tener que almacenar agua, argumentando a su favor que este tipo de hidroeléctrica será de bajo impacto.

En contra de ese argumento, Paola Bolaños sostuvo: “Bajo impacto no existirá porque ellos modificarán los ecosistemas y secarán nacimientos de agua. De igual manera, este proyecto destruirá el tejido social y la organización campesina. Mucha gente se verá obligada a vender y muchos otros tendrán que dejar la agricultura”.

Irrespeto a la organización campesina

La estrategia actual de Emgesa ha sido la de convocar a la comunidad campesina del municipio de Cabrera a unas socializaciones sobre el megaproyecto, tratando con esto de cubrir un supuesto requerimiento de participación comunitaria en la realización de los estudios de impacto ambiental.

La situación aparenta búsqueda de consensos y de acuerdos con las comunidades, pero la realidad es otra. Las socializaciones fueron programadas para ser desarrolladas entre la pasada y la presente semana, pero dichas reuniones fueron establecidas de manera arbitraria y sin contar con el aval del Comité de Impulso de la ZRC de Cabrera, lo que ha significado el desconocimiento y rechazo de la comunidad a la actitud y acciones unilaterales de Emgesa.

Por ahora los campesinos persistirán en su lucha por detener los intereses de la multinacional que hoy amenazan tanto al ambiente como a la organización y cultura campesinas. En esa vía, el próximo viernes 21 de agosto ha sido programada una reunión de Emgesa con el Concejo Municipal de Cabrera, al que los campesinos esperan asistir para plantear allí sus argumentos de su rechazo a El Paso.

“Esperamos que el 21 de agosto se realice una sesión abierta del Concejo, donde seamos muchos los que podamos poner allí nuestro punto de vista. Tenemos confianza porque el Concejo también se ha manifestado preocupado frente a la ejecución de este proyecto” concluyó Bolaños.