Marco jurídico y referendo afectan estabilidad de la mesa

0
289
Foto: Agencia Prensa Rural via photopin cc

Hernando López

Al culminar, el pasado 19 de septiembre, la 19 ronda de la Mesa de Diálogo de La Habana, las delegaciones del Gobierno y las FARC-EP informaron que: “Continuaron avanzando en la construcción de acuerdos, en comisión de redacción, en torno al segundo punto de la Agenda de conversaciones sobre participación política, específicamente sobre: Derechos y garantías para el ejercicio de la oposición política en general, y en particular para los nuevos movimientos que surjan luego de la firma del Acuerdo Final. Acceso a medios de comunicación. Mecanismos democráticos de participación ciudadana, incluidos los de participación directa, en los diferentes niveles y diversos temas. Medidas efectivas para promover mayor participación en la política nacional, regional y local de todos los sectores, incluyendo la población más vulnerable, en igualdad de condiciones y con garantías de seguridad”.

Foto: Agencia Prensa Rural via photopin cc
Foto: Agencia Prensa Rural via photopin cc

“Igualmente discutieron e intercambiaron visiones y propuestas sobre otros temas de la Agenda que permiten ir organizando el diálogo a desarrollarse en ciclos posteriores”, según está consignando en el comunicado conjunto.

Anunciaron la realización del Foro sobre el tema de la solución al problema de las drogas ilícitas, organizado por la oficina de la ONU en Colombia y el Centro de Pensamiento para la Paz de la Universidad Nacional, a realizarse en Bogotá los días 24, 25 y 26 de septiembre, y en San José del Guaviare el 1, 2 y 3 de octubre.

Aunque ambas partes reconocenn avances importantes como nunca antes había ocurrido, subsisten contradicciones y diferentes enfoques, según trascendió de las declaraciones divulgadas. Para el doctor Humberto de la Calle Lombana es necesario imprimirle más celeridad a los resultados concretos que “el país espera”. Es el planteamiento que se escucha al final de cada ronda y que las FARC han denominado la “paz exprés” del Gobierno. El comandante Iván Márquez, vocero de la delegación de paz de las FARC-EP, reafirmó la oposición al “marco jurídico de paz” ya aprobado y al referendo constitucional que hace tránsito en el Congreso, porque “son imposiciones gubernamentales y actos de unilateralidad inaceptables”. Las FARC defiende el carácter bilateral del diálogo y de las decisiones en el marco del Acuerdo General de La Habana para ponerle fin al conflicto y construir la paz estable y duradera.

El nuevo ciclo de conversaciones se iniciará el próximo tres de octubre.