La reforma a la salud, un problema para los médicos

0
276
Durante dos ocasiones los estudiantes de medicina de la Universidad Tecnológica de Pereira han salido a las calles a protestar por la falta de garantías para hacer sus prácticas profesionales. Foto: Suministrada / La Tarde

Cada día son evidentes las quejas de los profesionales de la medicina, debido a los bajos salarios que reciben por las EPS.

Durante dos ocasiones los estudiantes de medicina de la Universidad Tecnológica de Pereira han salido a las calles a protestar por la falta de garantías para hacer sus prácticas profesionales. Foto: Suministrada / La Tarde
Durante dos ocasiones los estudiantes de medicina de la Universidad Tecnológica de Pereira han salido a las calles a protestar por la falta de garantías para hacer sus prácticas profesionales.
Foto: Suministrada / La Tarde

Marchas en contra de la reforma de la salud, quejas y tutelas por mala prestación en los servicios y peleas constantes de los usuarios con las EPS son el ‘pan de cada día’, pues está claro que el sector salud atraviesa una mala época.

Uno de los problemas que afrontan los médicos recién egresados son los bajos pagos que reciben de las EPS, y que debido a su falta de experiencia terminan aceptando.

Cristina López*, médico cirujano graduada hace un año, y quien trabaja en una reconocida EPS de Pereira, explicó que los sueldos en estas entidades, actualmente oscilan entre los 20 mil y 30 mil pesos por hora y que los contratos se están haciendo por medio tiempo, por lo que a diario solo trabajan cuatro horas.

“Estos bajos salarios se unen además a las demoras para recibir el sueldo y no solo nosotros sufrimos con las demoras, también los pacientes para que les aprueben exámenes o medicamentos” dijo.

Costos de la carrera

En la columna de Jorge Hernán Peláez “El Niágara en Bicicleta”, publicada en el diario La República, el periodista expone: “la familia de un profesional en medicina invierte más de $200 millones en matrículas a lo largo de toda la carrera (incluyendo la especialización), dado que, por lo general, duran más de 10 años estudiando”.

“El costo de una matrícula en una facultad de medicina está por encima de $10 millones mensuales. Específicamente, en la Universidad de Los Andes vale $17 millones, en la Universidad del Bosque aproximadamente $12 millones y en la Pontificia Universidad Javeriana vale $14,9 millones. Pareciera que sin hacer estas cuentas, los jóvenes siguen mostrando interés por estudiar medicina. En la Javeriana, por ejemplo, para el próximo semestre ya 1.300 bachilleres que aplicaron a la facultad”.

En Pereira, aunque hay especialistas que pueden llegar a denvengar salarios mensuales que superan los $35 millones de pesos, por trabajar en sus consultorios privados, hay quienes incluso reciben 15 mil pesos por hora.

Luz Marina Botero, residente en Pereira y madre de un estudiante de medicina, explicó que su hijo estudia en la Universidad del Quindío, y su manutención en esa ciudad, a pesar de ser pequeña, le cuesta alrededor de un millón de pesos mensuales, sumado a los 800 mil pesos que debe pagar por semestre, a pesar de ser una universidad pública.

“Que un joven estudie medicina es una hazaña, y realmente hay que reconocer que el sector salud está mal y que la reforma que busca hacer el gobierno, posiblemente dejaría sin acceso a la salud a muchos colombianos y los médicos también se van a ver perjudicados, pues cada día sus salarios van a ser peores”.

Pereira: Nueva marcha programada para el miércoles

Un llamado general a salir a las calles este miércoles 6 de noviembre a todos los ciudadanos hizo la Asociación de Hospitales de Risaralda (AHR), tras la que catalogan como ‘hecatombe de la salud en Colombia’, a raíz de la reforma que pretende hacer el gobierno nacional que, según explican, empeorará aun más este sector.

Dicen que la jornada no se relaciona con color político o por defender el salario de los trabajadores de hospitales o la estabilidad laboral de médicos o enfermeras sino porque se clama por el servicio digno para 47 millones de colombianos.

“Una demora en la atención; un trámite engorroso y complicado para exámenes médicos; dilatar la autorización de una cirugía; una cita de especialistas que se demore meses; medicamentos que son solamente calmantes, o simplemente la falta de camas, puede causar la muerte al rico, al pobre, al que paga habitualmente o al que se le subsidia el servicio. Es decir, a todos. Por eso hay que exigirle al Congreso de la República y al gobierno que actúen con responsabilidad y no jueguen con nuestras vidas”, explicó detalladamente Olga Lucía Zuluaga, directora ejecutiva de la AHR.

La cita es el miércoles en el Hospital San Jorge a partir de las nueve de la mañana. La sugerencia de la asociación es llevar camiseta blanca y cinta negra en señal de luto por el lamentable estado de la salud.

*El nombre fue cambiado por petición de la médico.

La Tarde