Inem de Neiva: Victoria gracias a la protesta social

0
625

El día martes 25 de agosto, los estudiantes del INEM se movilizaron desde el colegio hacia la Alcaldía Municipal para visibilizar ante la ciudad la problemática educativa que estaban viviendo y luego presentar el pliego de exigencias ante la Secretaría de Educación Municipal.

Protesta estudiantil pag juvenil 1

Los estudiantes de la Institución Educativa INEM “Julian Motta Salas” de Neiva, organizados en el Movimiento Estudiantil Inemita – 8 de junio (MEI-8) y en la Asociación Nacional de Estudiantes de Secundaria – Regional Huila (ANDES – Huila), le ganaron el pulso a la Secretaría de Educación de Neiva y lograron los docentes para la institución educativa gracias a la organización estudiantil, a la movilización social y a un grandioso paro de casi dos semanas en donde se desarrollaron actividades educativas, culturales y deportivas.

El Instituto Nacional de Enseñanza Media (INEM) es una institución educativa nacional en la cual estudian -en el caso de Neiva- cerca de 1.500 alumnos. Su sede central queda en el norte de la ciudad opita al pie de la Universidad Surcolombiana, y ha marcado un hito trascendental en la lucha del movimiento estudiantil colombiano, huilense y neivano desde hace varias décadas.

Desde hace cinco meses en el INEM “Julián Motta Salas” había ausencia de cinco docentes en las jornadas diurnas (mañana y tarde) de las áreas de matemáticas, sociales, física y química. Por tal razón, los estudiantes del colegio interpusieron una acción de tutela a la Secretaría de Educación Municipal hace un mes, exigiendo las garantías de los docentes faltantes. La respuesta del Secretario de Educación, Luis Miguel Losada Polanco, fue la omisión al problema, y por tanto, los estudiantes inemitas optaron por organizarse y luchar desde las aulas hacia las calles por su calidad educativa.

“Al ver que el Secretario lo único que nos decía era que dentro de quince días se solucionaba todo y siempre decía lo mismo, decidimos empezar a hacernos notar. Durante los días en que transcurrió el paro realizamos plantones, movilizaciones y actividades dentro de la institución exigiendo nuestro derecho a la educación, una educación de calidad”, afirmó Paula Vanessa Albarracín González, estudiante de grado 10° y dirigente estudiantil.

El día martes 25 de agosto, los estudiantes del INEM se movilizaron desde el colegio hacia la Alcaldía Municipal para visibilizar ante la ciudad la problemática educativa que estaban viviendo y luego presentar el pliego de exigencias ante la Secretaría de Educación Municipal. La movilización se desarrolló en medio del calor de la ciudad opita con un característico recorrido alegre, pacífico y vehemente, en el que, entre consignas y muestras artísticas, los estudiantes demostraron su fuerza y compromiso por querer una educación de calidad.

“Ese día el Secretario de Educación se comprometió a que a más tardar el lunes 1° de septiembre ya estarían en la institución todos los docentes”, comentó Alejandro Sepúlveda, contralor estudiantil del INEM.

Desde el día miércoles 26 de agosto, el MEI-8 y la ANDES coordinaron un cronograma de actividades que logró mantener el paro estudiantil y la presión por el cumplimiento del acuerdo con la Secretaría de Educación. Se desarrollaron talleres educativos sobre: situación de la educación en Colombia; antimilitarismo y objeción de conciencia al servicio militar obligatorio; cooperativismo; conflicto, paz y post-acuerdo; y arte y cultura. Además de eso, se presentaron varios grupos de danzas y deporte de universidades y fundaciones, y se proyectó en un cine-foro, la legendaria película argentina “La noche de los lápices”.

Luego del comprometido trabajo de los estudiantes y las organizaciones visibilizando las actividades del paro y elevando la voz ante la ciudad sobre las reivindicaciones del colegio, el 1° de septiembre la institución ya contaba con planta docente completa.

Este proceso comprueba el poder de la organización estudiantil y la movilización social. La crisis de la educación en Colombia está vigente y solamente la capacidad de organización de los estudiantes podrá resistir esta encrucijada y dar fuertes pasos para la transformación del modelo educativo imperante. Un ejemplo ferviente es el caso del INEM de Neiva.