Guapi, Cauca: El Pacífico territorio de paz

0
623
Jóvenes de Guapi, exigen territorio de paz.

A pesar de que se le había anunciado a los medios nacionales de comunicación la realización de esta importante jornada, ninguno de ellos acudió. Lo cual, generó indignación entre los organizadores de la jornada, para ellos es muy diciente: “cuando no hay muertos, Guapi, no existe”.

Jóvenes de Guapi, exigen territorio de paz.
Jóvenes de Guapi, exigen territorio de paz.

Carolina Tejada

El pasado 21 de julio, en el Municipio de Guapi, en el departamento del Cauca, se llevó a cabo una movilización por la paz. Sus habitantes, cansados de la guerra y del desplazamiento a causa de la misma, declararon el PacÍfico colombiano como territorio de paz.

A pesar de que se le había anunciado a los medios nacionales de comunicación la realización de esta importante jornada, ninguno de ellos acudió. Lo cual, generó indignación entre los organizadores de la jornada, para ellos es muy diciente: “cuando no hay muertos, Guapi, no existe”.

Fueron cerca de dos mil personas que con camisetas blancas y ondeando la bandera de Colombia, fueron llegando por trochas y ríos para exigirle al gobierno nacional parar la guerra y dar garantías de que las comunidades afro, no sigan siendo víctimas de falsos positivos judiciales, de bombardeos aéreos y del abandono estatal.

Esta jornada contó con el acompañamiento de delegaciones nacionales en las que se encontraban Andrés Gil y Piedad Córdoba, igualmente asistieron delegaciones de los departamentos de Valle, Cauca y Nariño.

En la declaración de esta jornada, sus habitantes expresaron: “Los hombres, mujeres y demás habitantes de los ríos y las montañas del litoral pacífico cansados de la guerra perpetuada por el estado colombiano sobre nuestro territorio hemos unidos nuestros esfuerzos bajo un solo propósito: convertir a nuestra región en un territorio para la paz con justicia social”.

Rechazaron categóricamente la usurpación de su territorio por parte de los intereses económicos privados: “Que nuestros derechos sean constantemente negados para convertirse en mercancías, que la violencia se eternice en nuestras tierras, anteponiendo la muerte a los anhelos de vida y de dignidad para todo nuestro pueblo”. Igualmente rechazaron los continuos señalamientos de que han sido objeto sus habitantes: “Estamos cansados de la persecución y el señalamiento de nuestros líderes quienes son tildados de terroristas por trabajar diariamente en la defensa de los intereses de nuestras comunidades”.

Hicieron un llamado a buscar salidas a los fenómenos que han provocado la pobreza, la desigualdad y la miseria, haciendo énfasis en que la guerra es el resultado de la ausencia de una política social democrática y equitativa para el país. La paz la califican en su declaración política: “Para el pueblo del pacífico implica transformaciones estructurales al modelo económico, nuestra paz tiene apellido y es la justicia social” y extendieron su rechazo al llamado Plan Pacífico: “estrategia para profundizar el despojo en nuestra región”.

Denunciaron las implicaciones de “las fumigaciones con glifosato sobre nuestros cultivos de alimentos. Persisten, igualmente los bombardeos indiscriminados sobre nuestros territorios”. Saludaron el anuncio del cese al fuego unilateral emitido por la guerrilla de las FARC, y esperan que la llamada voluntad de paz del gobierno sea un hecho nacional.

Ven con buenos ojos los diálogos de paz, entre la guerrilla de las FARC-EP y el Gobierno Nacional, sin embargo, reconocen la necesidad de incluir a los diferentes sectores sociales y a sus problemáticas, al tiempo que hacen el llamado de una Asamblea Nacional Constituyente.