sábado, abril 13, 2024
InicioPaísLaboralGloria Inés Ramírez respalda a la CUT y Anthoc

Gloria Inés Ramírez respalda a la CUT y Anthoc

Camilo Raigozo. Notimundo

La central Unitaria de Trabajadores, CUT y la Asociación Nacional Sindical de Trabajadores y Servidores Públicos de la Salud, Seguridad Social Integral y Servicios Complementarios de Colombia Anthoc, denunciaron por diversos métodos, entre ellos un afiche, a varios congresistas de la Comisión Séptima del Senado, a quienes señalan de legislar, en la reforma a la salud, en contra del pueblo colombiano.

En las denuncias la CUT y Anthoc le piden a la ciudadanía no apoyar a estos congresistas con su voto en elecciones venideras.

Algunos de los legisladores mencionados por las dos agremiaciones se quejaron de los señalamientos y los calificaron de «panfletos» mentirosos. Así mismo señalaron que el PDA podría estar detrás de los mismos.

Sin embargo la senadora Gloria Inés Ramírez, perteneciente a esa célula legislativa respaldó las denuncias de la CUT y de Anthoc y afirmó que estas son ciertas. Así mismo dejó constancia de sus afirmaciones en el Congreso de la República.

A continuación el texto de la constancia de la senadora:

Constancia de respaldo a las denuncias de la CUT y de Anthoc

Teniendo en cuenta que un grupo de congresistas de la Mesa de Unidad Nacional pertenecientes a la Comisión Séptima de Senado ha anunciado que dejará una constancia en la sesión plenaria de la Corporación, rechazando una denuncia pública hecha por la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia CUT y la Asociación Nacional Sindical de Trabajadores y Servidores Públicos de la Salud,-

Seguridad Social Integral y Servicios Complementarios de Colombia Anthoc, bajo el supuesto de que dicha denuncia falta a la verdad por cuanto los acusa injustamente de haber votado normas lesivas para los trabajadores y la población y afecta su buen nombre como congresistas, me permito dejar la siguiente

Constancia

1. Lo aprobado en la Ley Estatutaria de la Salud, con el voto afirmativo de ellos, y el contenido del proyecto de ley ordinaria que cursa en el congreso y que también cuenta con su respaldo, demuestran que las denuncias de las organizaciones sindicales son ciertas, para lo cual basta con remitirse a la letra de las normas aprobadas o proyectadas.

El capítulo VI de la ley ordinaria, que se refiere a los Gestores de Servicio de Salud, lo que hace es mantener las EPS con otro nombre para continuar la intermediación financiera, que es ampliamente reconocida como una de las principales causas de la crisis de la salud y, por lo mismo, es completamente cierta la afirmación de que la reforma significa “Más negocio financiero con la salud de los colombianos”.

De acuerdo con el artículo 26 del proyecto de ley ordinaria, sólo hay un recorte parcial de los copagos y cuotas moderadoras, de manera que en muchos se mantienen como barreras de acceso a los servicios de salud.

El artículo 20 del Proyecto de Ley, dice que “Se establecerá un listado de servicios y tecnologías excluidos de Mi-Plan, de acuerdo con los criterios definidos en el presente capitulo”, lo que quiere decir que los denunciantes tienen toda la razón cuando afirman que hay “Exclusiones expresas en el derecho a la salud”.

La Ley Estatutaria estableció claramente un procedimiento previo cuyo objetivo no es otro que imposibilitar el acceso a la Acción de Tutela para proteger el derecho a la salud.

EL capítulo VIII del proyecto de ley les entrega a los alcaldes y gobernadores la facultad de nombrar al personal de dirección, conducción y orientación institucional, entre ellos, los directores y gerentes de los hospitales públicos, lo que dará lugar a las prácticas de clientelismo suficientemente conocidas en el país.

En el campo laboral, el proyecto de ley incluye una reforma que crea una nueva clasificación de trabajadores denominada “servidores de la salud”, que serán contratados a término fijo y sin ninguna garantía de estabilidad, lo cual conllevará la supresión de los trabajadores oficiales, la masacre laboral de más de 30 mil y el libre nombramiento y remoción de 250 mil, con el agravante de que lo que pretende la reforma es legalizar la burla que se viene haciendo a las sentencias de la Corte Constitucional en esta materia.

2. Tanto en el caso de la Ley Estatutaria como en el del proyecto de ley ordinaria, se repite la vieja práctica de algunos parlamentarios que por fuera de los recintos del Congreso echan discursos para congraciarse con los trabajadores y la opinión pública, pero cuando se trata de decidir sobre el contenido de las leyes, contradicen sus palabras y votan lo que les diga el gobierno.

3. La reforma aprobada y la que está en trámite, no son más que la reedición de las fracasadas reformas a la salud y la seguridad social que se iniciaron con la ley 100 de 1993 y que se han repetido durante 20 años, con el resultado de que la salud atraviesa hoy una de las más profundas crisis de su historia.

4. Tal como lo anticipamos respecto de las reformas anteriores, ahora estamos en condiciones de asegurar que la única solución de fondo al problema de la salud es rescatarla de las manos de los mercaderes que la han convertido en un negocio, lo que implica derogar la ley 100 /93 y construir una nueva reforma, mediante un proceso democrático y participativo que le devuelva el carácter de derecho humano fundamental.

En consecuencia, no solo respaldamos las denuncias hechas por la CUT y Anthoc, por cuanto, como lo hemos demostrado, corresponden a la verdad, sino que llamamos al congreso a tener coherencia entre las palabras y los hechos y a legislar a favor de los intereses del pueblo y no de los intereses de los negociantes.

Gloria Inés Ramírez Ríos
Senadora de la República elegida por el PDA

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=MpyyhiFpLm8[/youtube]

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments