miércoles, abril 17, 2024
InicioEdición impresaFraude a la UP: Se perdieron los votos

Fraude a la UP: Se perdieron los votos

La Comisión Electoral del Distrito negó sistemáticamente las reclamaciones e impugnaciones de la Unión Patriótica. Cuatro mil votos de la lista al Concejo de Bogotá, que encabezaba Aída Avella, no fueron reportados en los formularios de la Registraduría, pero están en las urnas.

Redacción Política

“Todo fue extraño en el proceso de reconteo, escrutinio y en la Comisión Electoral del Distrito”, señaló Aída Avella, la presidenta de la Unión Patriótica y quien estaba buscando por todos los medios legales y políticos que se evitara el robo de los votos a la colectividad depositados para el Concejo de Bogotá.

Casi veinte días después de las elecciones al cabildo de la capital se proclamó oficialmente a los concejales que se quedaron con cada una de las cuarenta y cinco curules. Por cuatro mil votos, la Unión Patriótica quedó sin representación en la corporación distrital después que la Comisión Electoral Distrital no registrara como válidas las reclamaciones sobre los votos que se encuentran depositados en las urnas, pero no contabilizados en los formularios que la Registraduría utiliza para manejar la información de los comicios electorales.

La presidenta de la Unión Patriótica aseguró que contra la colectividad fueron muchas las irregularidades presentadas. Es poco usual que el número de votos para una lista al Concejo sea inferior al número de votos depositados por los candidatos de la UP en las 20 localidades de Bogotá. Los ediles de la Unión Patriótica llegaron a 42 mil votos mientras que al Concejo se alcanzaron 37 mil sufragios. Nada normal ese comportamiento, todo lo contrario, según expertos en tramites electorales lo que habitualmente sucede es que la lista a Concejo sea superior en votos que la lista a edilatos.

“En el reconteo se negaron a abrir las urnas en las cuales se notó las inconsistencias, bajo el argumento de la no existencia de diferencia aritmética en el total de sufragantes y votos en las urnas. Lejos de ser casos aislados, este hecho se convirtió en una tendencia general en las mesas observadas”, le explicaron a VOZ, voceros de la Unión Patriótica.

Una segunda irregularidad es la ausencia de hojas de registro en el preconteo para los votos de la UP. En el formulario E14 no se le adjudicó una casilla visible para los votos del partido, al punto que los propios jurados de mesa el 25 de octubre dejaron constancia sobre la ausencia de casilla para el registro de votos del partido O, asignación alfabética correspondiente a la UP. Por esa razón un número significativo de electores upeístas se comunicaron con Aída Avella, para denunciar que su voto no aparecía en la información que dejó para la consulta al público la Registraduría Distrital.

Y la última irregularidad corresponde a la inexacta transmisión de datos entre los formularios E14 y E-24 que consolida los datos de cada mesa, y el formulario E-26 que contiene la información del escrutinio general. La UP señala que los números no coinciden entre los dos formularios. Una irregularidad que sugiere poner la lupa en los votos que se pierden entre uno y otro formulario.

“La Comisión Escrutadora no puede ignorar estas quejas tan graves, porque el proceso en el Distrito Capital estaría viciado de errores inconcebibles, donde fueron gastados miles y miles de millones en un sistema informático, que tiene un programa que no capta los errores, sino que los permite, tan graves como quitarle a un partido la curul al Concejo de Bogotá, de una forma arbitraria, ignorando la voluntad popular. La corrupción es evidente”, señaló la presidenta de la UP Aída Avella.

Las directivas de la UP esperan que se falle a favor la tutela presentada ante las irregularidades mencionadas. Aída Avella, advirtió que se preparan acciones judiciales internacionales por cuanto asistimos, dice: a la extensión de la motosierra contra la UP.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments