Encapuchados hostigan a población en Tibú (Norte de Santander)

0
696
Foto: El Turbión via photopin cc

Soldado encapuchado, junto al resto de tropa, amenaza e insulta a campesinos en la vereda Guachimán (Tibú)

Foto: El Turbión via photopin cc
Foto: El Turbión via photopin cc

Asociación Campesina del Catatumbo

El Ejército Nacional, en cumplimiento de las misiones que tiene encomendadas en la zona rural de Tibú (Norte de Santander), se encuentra en las cercanías de la vereda Guachimán, donde permanecen por más de tres meses.

Hoy, martes 3 de septiembre de 2013, el Ejército entró al caserío con una actitud hostil, amenazando y hostigando al campesinado, tildándolo de guerrillero y pidiendo groseramente información a los habitantes sobre la guerrilla. De la misma manera, preguntan a la población sobre gente sospechosa en la zona y sobre campesinos que tengan sustancias psicoactivas ilegales ya procesadas.

Uno de los soldados de apellido Henao, según la única insignia visible que porta, encapuchado, está amedrentando a la población, incluidos niños, para recibir una información que la población no tiene.

El último conflicto con la comunidad se alarga desde el pasado 4 de abril de 2013, cuando los campesinos impidieron que el Ejército realizara una detención arbitraria e ilegal contra algunos vecinos, a los que se intentaba aplicar ley 30 de manera injusta por portar insumos de trabajo que los soldados intentaron atribuir al narcotráfico.

Desde ese momento la tensión ha sido continua en la zona, ya que la Fuerza Pública afirma que ellos son la autoridad y que la gente debe dejarlos hacer lo que consideren oportuno. Los hostigamientos se repiten, hasta el punto de que están solicitado a los campesinos que muestren su cédula y solicitando de manera brusca y grosera que les faciliten sus números de celular, en una práctica de empadronamiento forzado que es recurrente en el Catatumbo.

La Asociación Campesina del Catatumbo exige al Estado colombiano y sus Fuerzas Militares que dejen de molestar, hostigar e insultar al campesinado y se abstengan de utilizar la estrategia del terror contra los habitantes de las veredas y municipios de la zona de reserva campesina del Catatumbo y del resto del Norte de Santander, en cumplimiento de la normativa y legislación vigente.

De la misma manera exigimos que el Ejército respete el derecho internacional humanitario, se aleje de las casas de los pobladores inmediatamente, y deje de utilizar elementos que impiden identificar claramente a sus miembros como capuchas, chalecos, tirantes y otros elementos que habitualmente utilizan.

Responsabilizamos al Estado colombiano de cualquier situación que ponga en entredicho la integridad física y mental de los habitantes de las veredas de la zona rural de Tibú y reiteramos nuestro apoyo a las comunidades que se encuentran continuamente reprimidas en nuestra región.