Eco de la Marcha del Serrucho en Ibagué

0
377
Así se vivió la marcha del serrucho en Ibagué. Foto Nelosi

“Esta es una manifestación de inconformismo de la ciudadanía ibaguereña de diferentes estamentos sociales como lo hemos podido observar. Es una Marcha contra la desidia administrativa, contra la mala administración, contra el despilfarro del dinero”

Así se vivió la marcha del serrucho en Ibagué. Foto Nelosi
Así se vivió la marcha del serrucho en Ibagué. Foto Nelosi

Nelson Lombana Silva

Todavía retumba el eco de la Marcha del Serrucho en Ibagué (Tolima), realizada el pasado 12 de septiembre, la cual comenzó en el parque Andrés López de Galarza y concluyó en la plaza Simón Bolívar, frente al palacio municipal.

Por lo menos un millar de ibaguereños venidos de distintos barrios populares de la ciudad musical de Colombia se dieron cita para expresar su inconformidad por la forma como la Administración municipal que preside Luis H. Rodríguez viene imprimiéndole a una administración de puertas cerradas, antidemocrática y con serios cuestionamientos de corrupción y de favorecimiento a un grupo cerrado de contratistas.

Para simbolizar la corrupción la mayoría de asistentes llevaron serruchos, los cuales fueron exhibidos con profunda indignación. “El esfero del alcalde es el serrucho”, fue de las consignas más coreadas durante el florido y entusiasmo recorrido por la carrera tercera, la carrera céntrica de Ibagué.

Durante el recorrido, los marchantes fueron explicando la razón de la protesta y la necesidad de profundizar la unidad por la base. Los ambulantes son perseguidos ferozmente por el Esmad, la ciudad camina hacia una crisis por falta de agua, no porque haga falta sino por su forma incorrecta de manejarla, por cuanto el alcalde al parecer está más preocupado por privatizar el IBAL que cualquier otra cosa. Familias completas han perdido sus casas por la política avara del sector bancario. Las calles son caminos de herradura, la semaforización es un desastre y, sin embargo, el alcalde se une con el concejo municipal para aprobar las fotomultas.

La inseguridad cunde. En lo que va corrido del presente año se ha presentado en la ciudad 60 suicidios; el desempleo es desesperante, crece el rebusque y la proliferación del tráfico de estupefacientes en niños, jóvenes y adultos, hombres y mujeres y la única respuesta del alcalde es la militarización. Es decir, la represión que implica la judicialización. Ibagué se prepara para unos juegos nacionales, se despilfarraron al parecer $11.700 millones de pesos en supuestos estudios, los cuales no terminaron sirviendo; mientras tanto, los deportistas tienen que entrenar con las uñas como se suele decir en el argot popular.

Por estas y muchas razones más, los ibaguereños se movilizaron. Participaron organizaciones sindicales, populares, campesinas, indígenas, juveniles y políticas, especialmente el Partido Comunista, el Polo Democrático Alternativo, la Marcha Patriótica e, incluso, una pequeña delegación del Centro Democrático.

“Que la policía no nos pegue”

Una de las marchantes, Olga Cecilia Gutiérrez, pidió que los comerciantes ambulantes no vuelvan a ser agredidos salvajemente por la Fuerza Pública, especialmente el criminal Esmad. La habitante pidió cordura y prudencia en el comportamiento de la Policía que se ensaña contra los vendedores ambulantes con mucha frecuencia.

“Necesitamos que no nos atropelle la Policía, no nos quite el mercado, no nos pegue, ni nos corra, que somos mujeres solas, pobres y que luchamos para conseguir el sustento, la comida, pagar el arriendo para nuestros hijos. Todas nuestras compañeras han sido atropelladas, le han robado sus carretas, les han pegado y les han quitado la comida, con la cual alimentan a sus niños”.

“El alcalde es un sinvergüenza”

También se pronunció Luis Fernando Hoyos para denunciar las arbitrariedades que a diario comete el sector bancario contra los humildes ciudadanos que sueñan con tener casa propia. “Hace 18 años el banco AV Villas en complicidad con el municipio, nos robó las casas, robadas, porque están en espacio público y ahora nos ordenan dizque tumbarlas dizque para entregarle el espacio público al municipio”, dijo.

Agregó: “Son 124 casas, pero legalmente son 116, las otro ocho son piratas. El alcalde se presta para que nos roben. Es un sinvergüenza él y todos los funcionarios, son unos corruptos, son los que tienen a este país acabado. Por eso es que venimos protestando. Sí, protestamos los pobres pendejos, los que no tenemos apoyo político”.

“Marcha contra la desidia administrativa”

El dirigente del Polo Democrático Alternativo y del MOIR, Miguel Gordillo Hernández, definió la Marcha del Serrucho así: “Esta es una manifestación de inconformismo de la ciudadanía ibaguereña de diferentes estamentos sociales como lo hemos podido observar. Es una Marcha contra la desidia administrativa, contra la mala administración, contra el despilfarro del dinero”.

Agregó: “La gente popular lo asimila al serrucho. Entonces, el significado que tiene la Marcha es eso. Vemos a los comerciantes a quienes les subieron el impuesto de industria y comercio sin ninguna razón, vemos gente que está preocupada por el impuesto predial que se lo subieron a principio de año en proporción exagerada, está el alza de los servicios públicos: el agua, la luz, el teléfono. El panóptico sigue en las mismas ruinas que dejó Guillermo Alfonso Jaramillo hace ocho o diez años, la urbanización El Tejar armaron los edificios y no tienen agua para ponerle porque si le ponen a los edificios, se la quitan a la comunidad”.

“El hospital Federico Lleras Acosta está intervenido porque no pagan las deudas las EPS y el Municipio no hace nada para ayudarle. Los colegios: vemos todas las semanas las marchas de los estudiantes porque no hay inodoros, agua, luz, vías de acceso y dizque porque los vendedores de alucinógenos y los corruptores de menores el paseo diario es irse a poner pereque a los colegios”.

“Hay un gran desorden bajo los cielos y la gente está muy preocupada. Se avecina una nueva campaña electoral y vuelve y salen los mismos con un disfraz distinto y con un cuento distinto, pero es la misma rosca y terminan reeligiendo a los mismos concejales que ya están armando sus toldas aparte, que son los mismos que han apoyado todas estas iniciativas del gobierno. $100 mil millones de pesos ya se lo gastaron y no se ven las obras. Gastaron 11 mil millones para los juegos y salen ahora que los diseños son insuficientes, está el alcalde pidiendo $15 mil millones de pesos más y estamos a un año de los juegos nacionales. Pongo en duda la realización de los juegos nacionales en Ibagué”.

“Es todo un cúmulo de desorden. Tú vas a los barrios y los parques son fumaderos de marihuana y de bazuco, los parques totalmente destruidos; la calle 13 de Ibagué, entre segunda y tercera: el corazón de Ibagué, mire a ver si se puede andar, mire la calle 17 entre segunda y tercera. El centro está destruido. Y eso es el centro de la ciudad, qué serán los barrios. No hay un plan vial, no han montado el sistema integrado de transporte”.

“Es de las pocas capitales importantes del país que no lo tiene. Se gastaron la plata de la chatarrización en otras cosas. Eso es lo que amerita esta protesta, que ha sido encabezada por unos miembros del Polo Democrático Alternativo y sus dirigentes de base. Y como es una marcha justa, pues yo he salido a acompañarla, porque yo todo lo que sea protesta ciudadana justa, cualquiera que sea el origen, tendrá el apoyo y el respaldo de los miembros del Polo”.

“Hay un pueblo que ya no aguanta más”

Uno de los principales impulsores de la Marcha del Serrucho, junto al Partido Comunista –Local Ibagué– fue el abogado Enrique Arango, dirigente regional del Polo Democrático Alternativo. Intervino en la plaza Simón Bolívar, criticando duramente la Administración municipal que preside Luis H. Rodríguez. Apartes de su intervención son los siguientes:

“Diez mil millones de pesos se gastaron en estudios relacionados con los juegos nacionales y ahora quieren trasladar de otros rubros de la administración para poder de una u otra manera subsanar estos huecos fiscales a costilla de la gente, de quien paga impuestos en la ciudad de Ibagué”.

“Las calles de Ibagué están vueltas un desastre. A los vendedores ambulantes se les está quitando el medio del trabajo, se les está reprimiendo por la Fuerza Pública, cuando existen tutelas que se han dado a través de los años, y es que los vendedores ambulantes tienen que reubicárseles, no se les puede perseguir como se persiguen a los ladrones, los vendedores ambulantes son trabajadores, son gente honesta, son gentes que requieren que les tenga y se les ponga atención”.

“Lo mismo está pasando con las plazas de mercado. Cuántos años llevamos hablando de Corabastos en el Tolima y en Ibagué, para que la gente que tiene que vender por fuera de las plazas de mercado tenga un sitio digno. Pero los señores alcaldes se hacen de la vista gorda, pero cuando se van a hacer elegir van a donde los de la plaza de mercado, van donde los comerciantes y les piden sus votos para después abandonarlos, para después no permitir que puedan trabajar como debe ser, porque en todos los países del mundo existen vendedores ambulantes y existen también formas de que les permitan por tiempo trabajar y cumplir con esa sagrada labor, para llevarle el sustento a él y a su familia”.

“Por eso esta manifestación es la copa rebosada de todo esto que está sucediendo en Ibagué. Y por eso, señor alcalde, señores concejales: Estamos aquí y seguiremos aquí en pie, batallando y reclamando los derechos del pueblo y de los trabajadores ibaguereños. No se esconda alcalde, no se escondan concejales, salgan a la ventana, que digan qué es lo que quieren, si es que van a seguir masacrando al pueblo, si es que quieren seguir atracando el pueblo, si es que están convencidos de que aquí no hay un pueblo que se va a hacer respetar”.

“Lo haremos respetar, porque estamos dispuestos a llegar hasta el final para que estas administraciones que hacen malos manejos, que dicen que no roban, pero dejan robar, que dicen que están administrando bien, pero en las calles y en los sitios vemos que están administrando mal, que nos sigan mintiendo, que no sigan engañando al pueblo, porque hay un pueblo que ya no aguanta más”.

“Por eso, esta Marcha del Serrucho es simbólica; por eso, esta Marcha del Serrucho hoy en Ibagué, tiene que marcar la historia de una lucha popular y revolucionaria del pueblo ibaguereño. Por eso, hoy el serrucho marcará para siempre esta alcaldía, porque cada que el señor Luis H. se presente en público, el pueblo le sacará un serrucho”.

“Para terminar compañeros y compañeras: Vamos a bailar el baile del serrucho para despedir esta mala administración con música”.