Diplomáticos preocupados por persecución a líderes sociales

0
321

Varios embajadores acreditados en Colombia buscan proteger a los defensores de derechos humanos y dirigentes sociales del país

lideressociales

La persecución contra líderes sociales y activistas de derechos humanos ha generado la preocupación de la comunidad diplomática en Colombia. Por eso, las embajadas de Canadá y Noruega, junto con la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, iniciaron una campaña para protegerlos.

El grupo de diplomáticos busca, primero, hacer visibles las amenazas y agresiones que están sufriendo líderes de movimientos como Marcha Patriótica. Y segundo, enviar un mensaje de protección que vaya más allá de pedir escoltas, según reportó la revista Semana en su más reciente edición.

“Los embajadores quieren que las fuerzas oscuras sepan que ellos no están solos y que por lo menos un significativo grupo de países europeos hará toda la presión necesaria para detener esta ola de violencia”, dice la publicación.

Para los diplomáticos, la situación es de gravedad, dado que en el 2015 hubo 63 líderes asesinados y 251 amenazados, mientras que este año van 18 líderes muertos.

“Creemos que las autoridades deben investigar estos hechos, entender en qué contexto ocurren y hacer un estudio profundo, entre otros, para determinar si hay o no un programa centralizado”, dijo Todd Howland, alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, sobre la situación.

Marcha Patriótica es una de las organizaciones más afectadas por la violencia contra el movimiento social, pues desde su fundación al menos 113 de sus líderes y militantes han sido asesinados, un promedio de 30 por año.

“La Fiscalía no está investigando los casos en conjunto sino de manera aislada, lo que hace que muchas hipótesis sean por hurto, peleas pasionales o riñas. Además, las investigaciones no avanzan”, explicó David Flórez, vocero nacional de Marcha Patriótica, sobre este delicado panorama.

La campaña está encabezada por un grupo de embajadores como Lars Vaagen, de Noruega, y Carmen Sylvain, de Canadá, a quienes preocupa esta persecución contra líderes sociales en un momento en que se aproxima la firma de un acuerdo de paz con las FARC en la mesa de La Habana. De la iniciativa también hacen parte otras misiones diplomáticas, como la de Suecia y la de Estados Unidos.

Oficina de Prensa Marcha Patriótica