lunes, abril 15, 2024
InicioPaísLaboralDiez años para que Glencore deje El Cerrejón

Diez años para que Glencore deje El Cerrejón

Uno de los negociadores, por parte de Sintracarbón, habla de los beneficios obtenidos con la nueva convención colectiva y los planes para el cierre de la mina

Juan Carlos Hurtado Fonseca
@aurelianolatino

En momentos en que los trabajadores votaban para decidir entre un tribunal de arbitramento o una huelga, que resolviera la suerte de la negociación de la convención colectiva, el sindicato y la empresa Cerrejón, en La Guajira, llegaron a un acuerdo.

La negociación había iniciado el 17 de diciembre, con la entrega del pliego de peticiones, y la etapa de arreglo directo, el 10 de enero y duró hasta el 18 de febrero, cuando culminó después de su prórroga de cuarenta días. El pasado 22 de febrero hubo arreglo.

VOZ dialogó con Jaime López García, integrante y vocero de la comisión negociadora de Sintracarbón, para conocer los beneficios que obtuvieron los miles de obreros que extraen carbón para esta multinacional.

Altas utilidades

En primer lugar, háblenos de la empresa

Cerrejón hace unos años era un consorcio en el cual había tres multinacionales: Billington, Glencore y Xstrata, y hace dos años aproximadamente pasó a ser solamente de Glencore, que es una multinacional de la minería, con importantes minas a nivel mundial, y podríamos decir que casi monopoliza el mercado del carbón.

En cuanto a las cifras, podemos decir que en 2022 tuvo unos ingresos operacionales por más de veintitrés billones de pesos, producto del incremento de los precios del carbón por efecto de la guerra entre Rusia y Ucrania.

Sus accionistas obtuvieron ganancias de más de ocho billones de pesos, lo que significa que es una rentabilidad alrededor del 40 por ciento.

Y, en 2023, a pesar de que no tenemos los datos oficiales todavía y de que el precio ha disminuido, sigue siendo muy rentable porque la producción de la tonelada de carbón cuesta aproximadamente treinta y cinco o treinta y ocho dólares, pero los precios están por encima de cien dólares, lo que significa que las ganancias son muy grandes.

Cerrejón es una empresa sólida que no tiene ningún tipo de dificultad económica, que garantiza su permanencia y estabilidad en Colombia y en el mercado internacional, fruto del esfuerzo y de los trabajadores.

Justamente hablando de ese esfuerzo y trabajo, ¿de cuántos trabajadores estamos hablando y con qué tipo de contrato están?

Directos con la empresa estamos aproximadamente en 5.200 trabajadores, de esos, 950 son personal de manejo y confianza, es decir, el personal administrativo y el resto es el personal operativo, de producción, de mantenimiento, o sea, los obreros. Y, justamente, la desigualdad salarial es la siguiente: esos 950 trabajadores están ganando casi lo mismo que el salario de los 4.200 trabajadores restantes. Hay una brecha importante entre el personal administrativo y el operativo.

Algunos beneficios

¿Cuántos son beneficiarios de la convención colectiva?

El sindicato tiene la cobertura de esos 4.200, de estos, 3.200 son afiliados y los otros mil, amparados por la convención. Todos tenemos contratos de trabajo con Cerrejón, aunque aproximadamente 3.100 estamos a término indefinido, y aproximadamente mil o mil cien con contrato a término fijo están como temporales.

¿Cuáles eran los puntos de mayor importancia del pliego?

Jaime López García

Entre lo más trascendental está el factor salarial, en el que logramos acordar un 11.28 por ciento para el primer año, y el IPC más uno por ciento para el segundo, tercer y cuarto año.

Otro tema fue la conversión de contratos de término fijo a término indefinido, en el que logramos que se cambiaran 360 contratos durante la vigencia.

Sobre la transición energética, el contrato que tiene la empresa con el Estado termina en 2034 y logramos constituir una comisión empresa-sindicato que le haga seguimiento al cierre de minas, en donde nosotros, como representantes de los afiliados, podemos interactuar en la construcción de ese proceso y presentar sugerencias y recomendaciones.

También está el tema de las citas médicas para asistir a la junta de calificación de invalidez, auxilios universitarios para los trabajadores donde logramos conseguir veinte más, es decir, ahora serán 240, lo que nos permitirá, de cara al cierre de la empresa, estar preparados para la reconversión laboral.

Hay artículos relacionados con la educación de nuestros hijos, desde primaria hasta la universidad.

Sin turno de la muerte

¿Cómo es lo del nuevo turno de trabajo que reemplaza al “turno de la muerte”, como lo llaman ustedes?

El turno de la muerte arbitrariamente lo impuso la empresa en 2021. Es de siete días de trabajo por tres de descanso, y siete de trabajo por cuatro de descanso. Diferente al que teníamos antes donde había una relación de un turno de trabajo por uno de descanso. Eso se solucionó antes de esta negociación, en abril del año pasado.

El nuevo turno consta de cinco días de trabajo por cuatro de descanso, luego cuatro de trabajo por cinco de descanso, y luego cinco de trabajo por cinco de descanso; lo que significa que de alguna manera mejoramos nuestras condiciones laborales porque alivia la intensidad, disminuye la cantidad de horas de trabajo y aumenta el tiempo de descanso, para poder compartir con nuestras familias y con nuestras comunidades.

Hay 1.500 trabajadores en el nuevo turno, el resto está en proceso, porque a raíz de este nuevo turno se tiene que contratar el personal suficiente para armar una cuarta cuadrilla, lo cual lleva tiempo tanto para la contratación como para el entrenamiento para cada uno de los contratados.

Convención, a cuatro años

¿Por qué la convención es para cuatro años, cuando normalmente el movimiento sindical firma a dos para mantener activo al sindicato?

Ese fue uno de los grandes obstáculos que tuvimos porque la empresa propuso que fuera a cinco o más años. Pero, producto de los avances en la negociación y de los diferentes elementos que hay que tener en cuenta al momento de firmar una convención, decidimos ampliar la vigencia a más de dos años y dejarla en cuatro años.

Finalmente, ¿qué va a pasar en 2034 cuando la empresa se vaya?, ¿se ha acabado el material para extraer?

El material no se acaba. En El Cerrejón hay reservas probadas para más de veinte años, sin embargo, el Gobierno nacional tiene como meta, en línea con la transición energética, no seguir ampliando las licencias que tienen las mineras.

Por eso, se hace necesario trabajar en la transición que tiene componentes para los trabajadores, como la reconversión para que no nos agarre esa realidad sin estar preparados.

Plan de cierre de la mina

En ese sentido, ¿a qué se refieren con el plan de cierre?

Un plan de cierre de mina es una etapa que todas las empresas y las minas en el mundo deben tener. En Colombia, hay que reconocer que existe poca legislación en ese sentido, pero, básicamente, los planes son formas de planificación para minimizar los impactos ambientales, los impactos laborales, los impactos sociales que produce el cierre.

No se puede de una manera abrupta cerrar sin que se tomen las medidas necesarias para que no siga generando daños ambientales, sin que los trabajadores estén preparados para afrontar la nueva realidad y los cambios sociales y económicos que produce porque, por ejemplo, los salarios que recibimos los trabajadores son un tema importante en la economía del departamento, y puede haber una afectación a nivel social y económico.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments