Condena por masacre de Segovia: Tardó pero llegó

0
541
Conmemoración Nº 23 de la masacre de Segovia. Foto Documental Amarillo.

El ex congresista liberal César Pérez García no tendrá prisión domiciliaria ni podrá acceder a la libertad condicional. La condena es la reivindicación de años de una lucha liderada por la Corporación Reiniciar por el reconocimiento de la existencia de un genocidio en Colombia

Conmemoración Nº 23 de la masacre de Segovia. Foto Documental Amarillo.
Conmemoración Nº 23 de la masacre de Segovia. Foto Documental Amarillo.

Kikyō

El pasado 15 de mayo la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia sentenció a 30 años de cárcel al ex congresista liberal César Pérez García, como determinador de la masacre de Segovia (Antioquia) en 1988, donde perdieron la vida 45 personas.

Hay que decir que para la época de los hechos el escenario político había cambiado en todo el país debido a la exitosa e histórica incursión en las urnas del movimiento político Unión Patriótica (UP), con el cual millones de colombianos y colombianas se identificaron. Antioquia no fue ajena a este cambio.

En Segovia particularmente ganó la alcaldía en 1988 con Rita Ivonne Tobón Areiza, además obtuvo siete concejales, convirtiéndose en la mayor fuerza electoral, dejando a un lado parte del poderío liberal que había sido tradicional allí.

La resistencia al cambio y el miedo a la pérdida del poder motivó la conformación de un grupo paramilitar encabezado por Alonso de Jesús Baquero, alias “Vladimir”, quien el 11 de noviembre de 1988 asesinó a estos militantes de la UP:

María del Carmen Idárraga, María Dolly Bustamante, María Soledad Niño, Olga Agudelo Barrientos, Diana María Vélez, Erika Milena Marulanda, Regina del Socorro Muñoz Mestre, Rosa Angélica Mazo Arango, Shirley Castaño Patiño, Vidalia Orozco Saldarriaga, Adalberto Lozano Ruiz, Carlos Enrique Restrepo Cadavid, Carlos Enrique Restrepo Pérez, Fabio Jaramillo, Fabio Sierra Gómez, Francisco William Gómez Monsalve, Gildardo Antonio Restrepo Cadavid, Guillermo Osorio Escudero, Guillermo de Jesús Areiza, Henry Alberto Castrillón, Jairo Rodríguez Pardo, Jesús Aníbal Gómez, Jesús Antonio Benítez, Jesús Antonio García,

Jesús Emilio Calle Guerra, Jesús Orlando Vásquez Zapata, Jorge Luis Puerta Londoño, José Abelardo Madrid, José Alberto Osorno Betancur, José Danilo Amariles Ceballos, Juan de Dios Palacio Múnera, Julio Martín Flórez Ortiz, Libardo Antonio Cataño Atehortúa, Luis Adalberto Lozano Ruiz, Luis Ángel de Jesús Moreno San Martín, Luis Eduardo Hincapié, Luis Eduardo Sierra, Óscar de Jesús Agudelo, Pablo Emilio Gómez Chaverra, Pablo Emilio Idárraga Osorio, Roberto Antonio Marín Osorio, Róbinson de Jesús María Arena y tres personas más no identificadas.

En los hechos quedaron gravemente heridos: Mario de Jesús Villa, Johny Jaramillo Restrepo, Norbey Jiménez, Macleris de Jesús Brando Soto, Guillermo Alzate Fonnegra, Miguel Ángel Carrillo, José Antonio Palacios Bohórquez y Olga Palacios San Martín.

El egoísmo del poder

En entrevista exclusiva para el Canal Capital, Rita Tobón, ex alcaldesa de Segovia por la UP, habló sobre quién era César Pérez y su poderío en esa zona del país:

“Desde los primeros días de la campaña, empezaron las amenazas. El acoso del Ejército, de la Policía, del Directorio Liberal. Para la población era por fin salir del dominio del Partido Liberal que siempre había gobernado… A pesar de que en ese entonces éramos el primer productor de oro del país… sin embargo nunca se vio en qué repercutía al desarrollo de Segovia o a suplir las necesidades de la población…pero sí sabíamos que iban a engrosar los bolsillos de los dirigentes del Partido Liberal y de César Pérez en particular”.

“Con la Unión Patriótica la gente encuentra un espacio abierto, democrático y con voluntad de paz, que le permitió expresarse. Y eso es lo que le cobran con la masacre… Llegó mucha gente descontenta de los partidos tradicionales, porque la habían acostumbrado a trabajar gratis para el Partido Liberal, mientras que otros se estaban beneficiando de todo, no solamente del presupuesto de Segovia, sino también de las regalías del oro… El robo empezaba desde que se hacían las licitaciones, que se las ganaba, como siempre, un amigo de César Pérez… Las regalías pasaban en un 90% a bolsillos del Partido Liberal”.

Las investigaciones apuntan a que la masacre de Segovia fue planeada en la XIV Brigada del Ejército, con sede en Puerto Berrío y participaron el comandante de esa guarnición militar, general Raúl Rojas Cubillos, y el jefe de la oficina de inteligencia o B-2, teniente coronel Hernando Navas Rubio. Alias “Vladimir” señaló a varios oficiales y suboficiales del Batallón Bomboná, así como al comandante de la Policía en Segovia, capitán Jorge Eliecer Chacón Lasso, y a varios directivos de la empresa Frontino Gold Mines.

César Pérez García resultó vinculado a la investigación debido a las declaraciones de alias “Vladimir” ante la Justicia, en donde señaló al político de dar las órdenes para cometer los graves hechos.

La Fiscalía Regional Medellín escuchó en diligencia de indagatoria al ex diputado César Pérez García el 11 de septiembre de 1995. Días después se ordenó medida de aseguramiento contra el político liberal.

Luego de la práctica de varias pruebas, la Sala de Casación Penal escuchó en ampliación de indagatoria al ex congresista procesado y en julio de 2010 le dictó medida de aseguramiento con detención preventiva como determinador por los delitos de genocidio.

Según el fallo, Pérez García es responsable de un concurso de delitos de homicidio agravado y lesiones personales, los cuales por su gravedad y sistematicidad se constituyen como de lesa humanidad. Adicionalmente le fue imputado el delito de concierto para delinquir agravado.

De la misma manera fue condenado a la inhabilidad de derechos y funciones públicas por diez años por la comisión de los delitos ya mencionados. Pérez García deberá pagar una indemnización a cada una de las víctimas.