Cataluña: La independencia tiene nuevo capitán

0
308
Carles Puigdemont, nuevo presidente de la Generalitat de Cataluña.

Los grupos independentistas alcanzaron un acuerdo parlamentario para elegir como presidente del país a Carles Puigdemont, un periodista de reconocida trayectoria independentista

Carles Puigdemont, nuevo presidente de la Generalitat de Cataluña.
Carles Puigdemont, nuevo presidente de la Generalitat de Cataluña.

Dos formaciones políticas independentistas catalanas, Junts pel Si, JxS, una plataforma independentista a la que pertenece el anterior gobernante catalán, Artur Mas, y la Candidatura d’Unitat Popular, CUP, una coalición de izquierda e independentista, lograron un acuerdo político el pasado 9 de enero y eligieron como presidente de la Generalitat de Cataluña al periodista y líder de izquierda, Carles Puigdemont.

La tarea fundamental del nuevo gobernante, que cuenta con mayoría parlamentaria es poner en marcha las instituciones y mecanismos necesarios para hacer efectiva una declaración de independencia del gobierno central de Madrid.

El periodo que ahora se inaugura es denominado el de la “preindependencia”, y tiene en Puigdemont a su nuevo capitán. Este periodista, que antes se desempeñó como alcalde de Girona y presidente de la Asociación de Municipios por la Independencia, AMI, entró en funciones presidenciales de Cataluña el 15 de enero y dijo que aspira a que bajo su mandato. En un lapso no mayor a 18 meses, se lleve a cabo la hoja de ruta separatista.

Esta decisión pasa por la puesta en marcha de una nueva Constitución y por ganar para la causa independentista a importantes sectores de la sociedad catalana que temen que un paso al costado podría hacer inviable a Cataluña como nación.

Por lo menos tres meses de conversaciones fueron necesarias para que los sectores mayoritarios de las fuerzas independentistas se pusieran de acuerdo en el nombre de la persona que iba a guiar el barco por aguas turbulentas. Muchos voceros de estas organizaciones, dijeron que no iban a renovar el voto de confianza al anterior gobernante, Artur Mas, a quien le criticaron haber ejecutado un plan de recortes en el gasto social, con claro sabor neoliberal.