Castro y Chávez han sido comunicadores estratégicos de la nueva conciencia

0
356

El presidente de la Felap, Juan Carlos Camaño, celebró que el mandatario venezolano haya hecho uso de las redes sociales para la difusión de mensajes constructivos

Juan-Carlos-Camaño

El presidente de la Federación Latinoamericana de Periodismo (Felap), Juan Carlos Camaño, aseguró que Fidel Castro y Hugo Chávez han sido comunicadores estratégicos de la nueva realidad que se impone en América Latina.

“Tanto Fidel Castro en la revolución cubana como Hugo Chávez en la revolución bolivariana han sido dos comunicadores estratégicos de una nueva conciencia y una nueva realidad surgida en nuestras sociedades”, reflexionó.

Entrevistado por el Correo del Orinoco tras asistir al III Taller de Redes Sociales y Medios Alternativos, realizado en La Habana, Camaño celebró que el mandatario venezolano haya hecho uso de las redes sociales, en internet, para la difusión de mensajes constructivos en beneficio de la colectividad.

“Chávez no ha sido un improvisado en la materia. Si bien se incorporó a esa nueva realidad, lo hizo sobre la base de la concepción organizativa de la lucha”, argumentó.

Para el comunicador, “estar sólo en la red, suelto como una hoja al viento, no sirve para nada, porque se comenzaría a ser parte de la alienación o de la adicción a la tecnología”. La intención es estar presente en ese espacio, pero de manera organizada, precisó el experto.

“En el caso de Venezuela, estamos hablando de un estado, de un partido político (PSUV) o de las organizaciones sociales. Se trata de una concepción del mundo que se mete en ese terreno a disputar desde una perspectiva ideológica, filosófica, política y cultural. Eso tiene un soporte que va más allá de la cuestión técnica”, asintió.

Pese a los resultados favorables obtenidos en los procesos electorales en la región, el periodista sugirió mayor organización popular y comunicacional. “Si vamos descubriendo el carácter del proceso de dominación, necesitamos organizarnos más para que, en virtud de desarrollar el conocimiento sobre esta materia, vayamos dando respuestas organizadas, porque sueltas sólo quedan como expresiones de buenos deseos”, reflexionó.

Tecnología también es ideología

En opinión de Camaño, “la producción, reproducción y consumo de tecnología también es ideología”. Esgrimió que la ideología está no sólo en el contenido, sino también en el proceso técnico “que se ha transformado en una necesidad de determinados sectores sociales que están en recambio permanente del soporte, y eso ya es una forma de vivir, o sea, que es una ideología”.

En ese sentido, el periodista argentino exhortó a “no volver a cometer el error de disociar que la tecnología no es ideología”. Además se refirió a la importancia de las herramientas multimedia en el contexto de la comunicación colectiva.

“Hoy día no podemos dejar de lado el significado que tienen los videos y la industria del entretenimiento en la construcción de conciencias”, expresó el especialista, quien insistió en que la discusión sobre el uso del video en la batalla de las ideas, por parte de los medios, comunicadores y comunicadoras progresistas, “está un poco atrasada”.

A su criterio, “el enemigo trabaja en esa área como una cosa natural y cotidiana, y eso entra en la conciencia de la mayoría de los jóvenes y los niños en nuestros países”.

“A veces hemos perdido demasiado tiempo tratando de identificar si los dueños de los medios de comunicación tenían algo que ver con los dueños de las finanzas, y se ha disociado eso durante años, equivocándonos tremendamente”, enfatizó.

Refirió que en la Felap, durante sus más de 30 años de existencia, han sostenido que existe una “vinculación directa entre los dueños de medios, los dueños de la economía y los empresarios”.

Camaño sostuvo que mediante esta hipótesis, el colectivo que conforma dicha organización ha dejado claro que “esa disociación, desde las concepciones, ha sido terrible por no saber identificar cuál era la estrategia”.

Periodismo en desuso

En su opinión, actualmente están en disputa la comunicación, la información y el periodismo en general en toda Latinoamérica. “El periodismo que conocimos con todas sus fórmulas de intervención está un poco en desuso, sin embargo, por eso no vamos a volver la rueda de la historia hacia atrás”, afirmó.

Señaló que, entender hoy día al periodismo como un juego de intervenciones en el campo de la información y la comunicación, circunscribiéndolo al hecho de ser o no periodista, “nos ata, nos complica y nos quita la posibilidad de expandir un discurso que, desde la comunicación, en toda su dimensión, hay que usarlo”.

Comentó, en ese sentido, que los medios alternativos han tenido un papel relevante en este proceso. “¿Desde dónde nos íbamos a expresar todos nosotros si no era desde ese ángulo?”, se interrogó.

El presidente de la Felap considera que “lo alternativo no puede ser sino un mínimo de marginalidad y de anarquía. Es la construcción de una comunicación en virtud de las necesidades de las grandes mayorías”.

No obstante, estima que para lograr ese objetivo hay que avanzar en el terreno del soporte técnico e incursionar en el campo de la economía, “porque hay que sostener eso con un desarrollo económico sustentable, de lo contrario estaríamos haciendo experiencias marginales, casi de gente balbuceante en el tema”.

T/ Héctor Escalante
F/ Luis Franco-Archivo CO

La Habana

Correo del Orinoco