Cartas

0
308

Mancuso y sus cómplices

La sentencia a Salvatore Mancuso en Justicia y Paz demuestra hasta la saciedad las complicidades de los militares, empresarios, políticos, narcotraficantes y criminales de toda laya con los crímenes del paramilitarismo. El Estado y otras instituciones del establecimiento tienen que responder por el apoyo a la guerra sucia paramilitar, incluyendo los medios de comunicación que lo presentaron a él y a Carlos Castaño como si fueran Robin Hood, “salvadores de la democracia colombiana”.

Eso aparece muy claro en la sentencia, lo dice la Justicia colombiana. Como también aparece muy clara la responsabilidad del señor Álvaro Uribe Vélez. ¿Cuándo procederá la Justicia contra este señor? ¿Por qué el silencio de la Corte Penal Internacional tan opuesta a la paz de Colombia? Gustavo López Tavares (vía Internet).

R4121107

Plazas Vega a cumplir pena

Bien lo dijo Carlos Lozano, director de VOZ, mientras la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado colombiano por los desaparecidos en el Palacio de Justicia, entre ellos, ni más ni menos, un magistrado de la Corte Suprema de Justicia, aquí en Colombia, según las informaciones de prensa, en la Corte Suprema de Justicia hay una ponencia favorable a Plazas Vega que lo sacaría de la cárcel donde cumple la condena que le decretó la Justicia colombiana.

Es una infausta noticia. ¿Cómo quedará la justicia? Lo que vendrá es la impunidad y uno de los principales responsables, ya demostrado, quedará en libertad y burlándose de las víctimas. Todas las ramas del poder público están arrodilladas al militarismo, es una vergonzosa actitud que desdice de la democracia. Colaborador de VOZ (vía Internet).

Rechazo a las amenazas contra periodistas

Se realizó el jueves 11 de diciembre, en horas de la tarde, en Ibagué, un mitin de solidaridad con los medios alternativos de comunicación y los periodistas recientemente amenazados mediante panfletos ampliamente difundidos por paramilitares de las Águilas Negras del Bloque Capital. El evento se realizó en el parque Manuel Murillo Toro, frente al Palacio del Mango de la gobernación. Participaron de la movilización estudiantes de la Universidad del Tolima, sindicatos, el movimiento cultural, la corporación Reiniciar y militantes del Partido Comunista, entre otros.

Consignas contra el terrorismo de Estado, el militarismo y el paramilitarismo corearon las personas asistentes, rechazaron las amenazas y asumieron el compromiso de impedir que los pregoneros del terror y de la muerte ganen la partida. Intervenimos para afirmar que le corresponde al presidente Santos definir si tiene voluntad política y capacidad para garantizar la libertad de prensa y la vida de los periodistas gravemente amenazados. “Tenemos la certeza de que los panfletos no fueron elaborados en sucias alcantarillas sino en los sitios donde se vienen chuzando los diálogos de paz de La Habana (Cuba)”, dijimos. Nelson Lombana Silva (vía Internet).