Cartas

0
374
Foto: GLMBogota via photopin cc

Por la paz en Barranquilla

El Frente Amplio por la Paz, la Democracia y la Justicia Social del Departamento del Atlántico registra con honda preocupación la suspensión unilateral de las negociaciones de paz en La Habana por parte de Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, desconociendo el mandato por la paz que el pueblo colombiano le otorgó en el debate electoral para su reelección el pasado 15 de junio, olvidando de paso su lema principal de dialogar en medio del conflicto, que como ha de suponerse, mientras no se pacte un cese de fuego bilateral, traerá consecuencias como la retención por parte de las FARC del brigadier general Rubén Darío Alzate y sus acompañantes, quienes violando todos los protocolos de seguridad se internaron en un área de operaciones de guerra.

Ante este hecho, le exigimos al presidente Santos ordene la reanudación de las negociaciones en La Habana, acuerde una tregua bilateral de las acciones armadas que permitan continuar los diálogos sin el sobresalto de la guerra y de inmediato iniciar con las FARC conversaciones que ayuden a la pronta liberación sanos y salvos de los civiles y militares retenidos recientemente por este grupo insurgente. Frente Amplio por la Paz, la Democracia y la Justicia Social (Barranquilla, Atlántico).

Foto: GLMBogota via photopin cc
Foto: GLMBogota via photopin cc

La Corte Penal Internacional

Dice muy oronda y sin sonrojarse la Corte Penal internacional que no hay motivos para juzgar a Israel por delitos de lesa humanidad. Se queda uno de una sola pieza cuando escucha esto, y no queda más que indignarse y apretar los dientes y los puños y gritar y gritar y tratar así de menguar la impotencia que se siente. Dan ganas infinitas de empuñar el fusil y si no hay fusil, entonces, amolar las uñas y arañar, aunque sea, a estos vergajos bergantes.

¿Qué ingrediente le hace falta a la infamia israelí contra Palestina? ¿Se puede someter a una nación al exterminio, impunemente? La Corte Penal Internacional solo existe para servir al imperialismo euronorteamericano y juzgar a aquellos pueblos que no se le sometan. Si en Venezuela o en Bolivia o en Ecuador o en Cuba se cometiera una milésima parte de las bellaquerías que se cometen en Israel contra Palestina o las monstruosidades que se cometen en Colombia o en México contra el pueblo o las aberraciones norteamericanas en todo el mundo, ahí sí estaría la Corte acusando a estos países, simplemente porque no se le arrodillan al imperio. Y si estos pueblos humillados y vejados tratan de liberarse… ¡Terroristas! Hasta pronto. Beto Vélez (vía Internet).

De la UPN

Apreciado Dr. Lozano: En nombre de la Universidad Pedagógica Nacional y en particular del Programa Pedagogía de Paz, expresamos nuestros más sinceros agradecimientos por su participación como conferencista en la mesa redonda y foro: “Avance de los diálogos con las FARC”, realizado el pasado 21 de octubre del presente año. La reflexiva postura académica expresada durante la realización del foro es enseñanza fundamental para nuestros estudiantes y profesores que desde hace mucho tiempo vienen comprometidos en el trabajo de lograr una sociedad justa, solidaria y en franca reconciliación entre todos los colombianos.

Solo integrados en la construcción de un verdadero proyecto de nación, que se exprese en un nuevo contrato social, incluyente y renovado, es posible lograr el verdadero Estado Social de Derecho y de Justicia del que habla taxativamente la Constitución Política de 1991. Cordialmente, Alonso Ojeda Awad Director Programa Pedagogía de Paz.