Barrancabermeja marchó en defensa de la Ciénaga San Silvestre

0
440

“¡Aguas sí, basuras no!”, gritaban los manifestantes que alertaban por los daños ambientales que el nuevo relleno del puerto petrolero ocasionaría en una zona declarada Distrito de Manejo Integrado (DMI) y a la ciénaga San Silvestre.

Resumen por Hernan Durango

Organizaciones cívicas, populares, sindicatos y gremios se hicieron presentes este jueves para marchar por las calles de la ciudad de Barrancabermeja (Santander) en defensa de la Ciénaga San Silvestre, cuerpo de agua que se encuentra amenazado por los rellenos sanitarios Anchicayá y La Esmeralda. Los representantes de diversos sectores de la comunidad en Barrancabermeja ratifican que no cesarán en las protestas en rechazo a la construcción y puesta en funcionamiento de rellenos sanitarios en cercanías de la cuenca hídrica a la cual estarían llegando los lixiviados.

La ciudadanía porteña rechaza que la CAS (Corporación Autónoma Regional de Santander) emita su autorización a la instalación, en esa sensible zona rural de la ciudad, de un basurero regional en el que se depositarán los desechos de Bucaramanga y toda su área metropolitana, calculados actualmente en 500 toneladas diarias de basuras y que ha encendido las alarmas de las fuerzas vivas y ambientalistas.

El predio para la disposición final de las basuras, ubicado en el kilómetro 20 de la autopista que comunica a Barrancabermeja y Bucaramanga, son 54 hectáreas del sector de Anchicayá. Las obras las adelanta un consorcio privado, pero cuentan con la voz de condena de los ambientalistas y ciudadanía que denuncia que este afectaría fuentes de agua, flora y fauna. Frente a la problemática, los integrantes del Comité Pro Defensa de la Cuenca Hidrográfica Humedal San Silvestre instauraron una acción de tutela argumentando que el relleno sanitario ocasionaría daños ambientales en el sector.

La ciudadanía de Barrancabermeja ha alzado sus voces en plantones y marchas contra el relleno sanitario. También ha incursionado en las redes sociales donde se puede obtener información en el sitio https://www.facebook.com/pages/No-al-Relleno-Sanitario-Anchicay%C3%A1-en-Barrancabermeja/226159917575707 donde destacan la visita realizada por una delegación de profesionales de la Procuraduría General de la Nación, enviada desde Bogotá por Carlos Maya, delegado de asuntos ambientales, a petición del Comité Pro Defensa de la Cuenca Hídrica Humedal San Silvestre, quienes recorrieron junto a los líderes comunitarios los extensos valles de la vereda Patio Bonito para confirmar la presencia de nacimientos de agua natural que surcan la zona y que van al caño Zarzal, principal afluente de la ciénaga San silvestre.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=-38CZ-j6uY0[/youtube]

El Comité Pro Defensa de la Cuenca Hídrica Humedal San Silvestre nació el 30 de septiembre de 2013, día en que la CAS anunció la aprobación de la licencia ambiental para el relleno sanitario regional Anchicayá. Han recibido el apoyo de la ciudadanía y organizaciones sociales como el sindicato de la industria petrolera USO, el CTP, el Foro Social del Magdalena Medio y demás sindicatos de la región.

A partir de ese momento los integrantes del comité tomaron la iniciativa de conformar el equipo de trabajo para gestar todo un proceso social de defensa de del ecosistema y de la principal cuenca hídrica, dado que de construirse ese botadero de basura, se afectará gravemente la ciénaga de donde se consume el agua potable para más de 300 mil habitantes en el puerto petrolero.

Comunicado del Comité Pro Defensa de la Cuenca Hídrica San Silvestre

Ante los últimos acontecimientos registrados en nuestra ciudad, en donde de manera cuestionable en lo jurídico y a la fuerza, como lo ha denunciado este comité ante los estrados judiciales, se ha impuesto uno de los dos rellenos proyectados en la zona de protección de la Ciénaga San Silvestre en Patio Bonito. Este comité se permite informar las siguientes decisiones tomadas en la sede de la USO Nacional con la presencia de las fuerzas vivas de la ciudad.

1. El comité Pro Defensa de la Cuenca Hídrica Humedal Ciénaga San Silvestre y las fuerzas vivas de la ciudad se han declarado en asamblea permanente y prestos a tomar cualquier determinación que implique salvaguardar el elemento vital como lo es el agua de los barranqueños, como quiera que sobre ella existe el riesgo latente y real de su contaminación por los peligrosos lixiviados. Este comité siempre ha planteado otras alternativas de solución a la crisis sanitaria pero el alcalde titular no nos ha escuchado.

2. Iniciar un campaña de concientización masiva a todas las sociedades del agua y el tejido humano que circunda nuestra ciénaga, de lo contraproducente de la decisión del gobierno municipal de permitir que los rellenos sanitarios licenciados por la Corporación Autónoma de Santander (CAS), que legisla desde San Gil, dispongan contradictoriamente en la zona de protección de nuestra ciénaga, técnicamente conocida como Distrito Regional de Manejo Integrado o DRMI.

3. Que precisamente estos Distritos de Manejo Integral fueron conceptualizados, limitados, definidos y registrados por el Ministerio de Medio Ambiente para proteger las zonas lacustres y humedales como lo es toda la cuenca de nuestra ciénaga, como una de las principales estrategias para prevenir daño en las fuentes de agua de la población; recordemos que Barrancabermeja y sus zonas aledañas toman el preciado líquido en su totalidad de la Ciénaga San Silvestre que a su vez es nutrida de manera principal por el caño El Zarzal, precisamente el más amenazado por esto complejos basureros.

4. Precisamente la legislación colombiana ha provisto de herramientas jurídicas y técnicas para la elección de los sitios más idóneos y sensatos para ubicar geográficamente estos complejos basureros y de manera taxativa prohíben su localización en zonas de protección como lo es el caso del relleno de Rediba y el de Anchicayá en donde la misma licencia expedida por la CAS denota la preocupante e innegable proximidad de los caños innominados en donde “todos drenan sus aguas al caño El Zarzal” y de allí a la ciénaga San Silvestre. Situación que ha denunciado este comité y que no ha sido tenida en cuenta por la CAS, por el Gobierno Municipal, por los organismos de control y mucho menos por Rediba y Anchicayá, dueños del lote y del lucrativo negocio implicado.

5. No existe en el mundo la garantía real y científica que pueda asegurar al 100% que un basurero como el recientemente licenciado por la CAS y como lo han dicho sus dueños secundados por el Gobierno Municipal pudiesen prevenir un hipotético y eventual vertimiento de lixiviados a estas fuentes de agua; precedentes mundiales como el accidente de la central termonuclear de Fukushima, en Japón, que con todas las prevenciones sucumbe ante la autonomía de la naturaleza y los errores humanos, con un grave e irremediable perjuicio al medio ambiente, dan cuenta de ello. Guardadas las proporciones estamos ante las mismas probabilidades científicas a raíz del fracking en la zona y las características licuefaccionables de la zona intervenida.

6. Precisamente la norma, el decreto presidencial 838 de marzo del 2005 prohíbe construir rellenos sanitarios en las cercanías de asentamientos urbanos y fuentes de agua, como hoy lo denuncian los habitantes del sector de Patio Bonito, quienes ya han tenido que soportar el nauseabundo basurero justo al frente de sus casas y protestan como es su derecho constitucional.

Hoy continúan en resistencia civil luego de ser atropellados por la Fuerza Pública, como se vio en los videos de los canales locales de televisión y violando unos acuerdos previos que fueron admitidos por el alcalde encargado Roger Sanabria, de solo empezar a disponer cuando todas las dudas fueran resueltas. Esto no fue cumplido y su población fue desalojada a la fuerza por el Esmad de la Policía Nacional.

7. La zona licenciada por la misma CAS, como se dijo y como lo hemos demostrado con un video aéreo tomado por este comité, esta circundada por los caños que tributan a la ciénaga san Silvestre de manera peligrosa, es más, un caño es el límite a la derecha de todo este complejo basurero como se registra en las
imágenes logradas por este comité.

8. Se ha denunciado y toda la ciudadanía lo conoce, que el nivel freático y del agua subterránea de nuestra Ciénaga está a pocos centímetros del subsuelo, lo que lo hace aún más susceptible a una eventual contaminación con los tóxicos de los lixiviados.

9. La zona comprometida, como la misma licencia lo informa, contiene terrenos arcillosos muy susceptibles a la licuefacción y zonas o inundables. Se puede inferir que los canales perimetrales que supuestamente discurren a la piscina de lixiviados pudiesen sufrir averías ante eventuales sismos y daños en las barreras ocasionados por el peso de las retroexcavadoras y permitir el escape de estos peligrosos tóxicos a las fuentes de agua como ya pasó con el relleno de La Esmeralda.

Recordemos que cerca de esta estructura se encuentran tres fallas geológicas, aunado a la técnica de fracking para la extracción de crudo que se implementará precisamente en la zona del Magdalena Medio, serían los causantes de movimientos telúricos en el área, aumentando el riesgo de colapso de este complejo basurero que se encuentra en proximidades del agua que va a surtir sus aguas a nuestra ciénaga San Silvestre y que el gobierno municipal lo autorice es verdaderamente preocupante y sorprendente.

10. Como es científicamente conocido, los lixiviados son altamente peligrosos y su volumen aumenta cuando una población como la nuestra produce desechos de la industria petroquímica, como lo demuestra el reciente estudio realizado por la Universidad de Cartagena a las aguas de nuestras ciénagas; en ellos se han identificado tóxicos tan potentes que en poco tiempo producen graves problemas de salud, como enfermedades cancerígenas, dado que se presentan sustancias cuyos pesos moleculares pueden atravesar por su tamaño los más eficientes sistemas de filtrado de agua, dejando a merced de los ciudadanos de Barrancabermeja este problema.

Por eso, sin distingo de credo, política, condición social, insistimos en que este problema afecta a todos nuestros habitantes por igual, razón por la cual hacemos un llamado a la Barrancabermeja combativa por sus derechos, a que se manifieste en contra de esta decisión tomada por el Gobierno municipal y la Autoridad ambiental que evidentemente va en contravía de la vida, la salud y el derecho constitucional al agua limpia y un medio ambiente digno, ya golpeado por el pasivo ambiental producto de la desidia de los gobiernos de turno.

Email: redaccionbogota@gmail.com
@hernandurangop