España, cómplice de Marruecos en genocidio saharaui

0
395

“Marruecos ha venido cometiendo un verdadero genocidio contra mi pueblo con la connivencia de España”. “España es responsable directa del enorme sufrimiento que ha padecido el pueblo saharaui en los últimos 38 años”, dijo Abdulah Arabi, delegado del Frente Polisario

polisario
Foto: Saharauiak via photopin cc

Audio de la entrevista

Abdulah Arabi, delegado del Frente Polisario para Madrid, reflexionó en La Trapera sobre el juicio por el que Ruz investiga el secuestro, la tortura y el asesinato de casi 600 saharauis desde que en 1975 se produjera la retirada de las autoridades españolas del Sahara Occidental y afirma que el descubrimiento de las fosas comunes de saharauis asesinados por las fuerzas de represión marroquíes constata el genocidio que Marruecos ha perpetrado contra su pueblo.

Cabe recordar que el pasado mes de junio se descubrían dos fosas comunes con ocho cadáveres de ciudadanos saharauis, con documentos de identidad españoles, cartillas de racionamiento y rastros genéticos, asesinados a manos de las fuerzas de ocupación de Marruecos.

Abdulah Arabi explicó que hoy se han dado cita en Madrid un grupo numeroso de saharauis y activistas solidarios con la causa de su pueblo ante la sede de la Audiencia Nacional en donde comenzó el debate por la querella presentada por asociaciones de derechos humanos por genocidio contra el pueblo saharaui por parte de Marruecos, querella con la que se intenta demostrar los delitos de lesa humanidad cometidos por las fuerzas de ocupación marroquíes contra el pueblo saharaui durante los últimos 38 años de ocupación.

Se trata de demostrar una vez más la responsabilidad histórica y jurídica que tiene España en el conflicto saharaui, cuando debería haber asumido el papel que le corresponde para enmendar el error histórico de la política exterior española que ha permitido el enorme sufrimiento del pueblo saharaui.

Que Marruecos perpetraba violaciones de los derechos humanos es conocido por todo el mundo, que sus fuerzas de ocupación han secuestrado, torturado y asesinado a ciudadanos saharauis, una denuncia constante tanto del pueblo saharaui como de las asociaciones de defensa de los derechos humanos, pero ahora hay certeza de todo gracias al descubrimiento de fosas comunes en las que se han encontrado cuerpos de saharauis ajusticiados por las fuerzas marroquíes.

“Marruecos ha venido cometiendo un verdadero genocidio contra mi pueblo”, como demuestran los cuerpos descubiertos en las fosas comunes y añade que la documentación encontrada a los saharauis era española, lo cual demuestra una vez más que cuando ocurrió la invasión los saharauis eran ciudadanos españoles y por tanto España tiene una responsabilidad más si cabe en este sentido.

Estos son los datos que se han aportado hoy ante el magistrado Ruz, que los ha considerado necesarios para fortalecer el desarrollo de esa querella, dicho lo cual Abdulah Arabi insiste en la histórica traición sufrida por los saharauis por parte de los distintos gobiernos de España, con especial dolor cuando el PSOE ha estado en el Gobierno, no en vano recuerda los momentos en que los socialistas con Felipe González al frente enarbolaron la bandera saharaui como causa justa y defendible, de lo que se olvidaron cuando tocaron poder, dando la espalda a los saharauis.

SB-Noticias

Peritos certifican a Ruz que los saharauis de fosas eran españoles y piden que la justicia universal no aniquile su caso

Los expertos acreditan la nacionalidad de los cuerpos enterrados y víctimas de derechos humanos amenazan con llevar la reforma a Estrasburgo

Europapress

Los responsables del descubrimiento el pasado junio de dos fosas comunes con ocho cadáveres de saharauis han certificado al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que las víctimas eran españolas según acreditan sus documentos de identidad, cartillas de racionamiento y rastros genéticos. Los peritos han confiado en que la reforma de la justicia universal no aniquile esta investigación.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 ha tomado este miércoles declaración al psicólogo Carlos Martín Beristain, al antropólogo forense Francisco Etxeberria –que participó en el caso Bretón analizando los restos óseos de la hoguera de Las Quemadillas- y al familiar de tres víctimas encontradas en las fosas.

Ruz investiga el secuestro, la tortura y el asesinato de casi 600 saharauis desde que en 1975 se produjera la retirada de las autoridades españolas de la antigua colonia.

Un testigo presencial no comparece por falta de visado

Mahmud Selma Daf, cuyo padre, hermano y primo fueron ejecutados el 12 de febrero de 1976 y sus cuerpos encontrados en esas fosas comunes, ha explicado que otros siete afectados y un testigo presencial de los hechos tenían previsto comparecer hoy en la Audiencia Nacional. Sin embargo, el Consulado español no les ha concedido el visado y no han podido acudir a su cita con el juez Ruz.

Los expertos han aportado al magistrado el material fotográfico, documental y genético que reunieron en su investigación forense de las fosas y que acredita el hallazgo de «población civil, con disparos en la cabeza, enterrada de manera no reglamentaria, teniendo en cuenta las religiones y costumbres de la población saharaui, y rodeada de casquillos de munición».

«No se murieron sino que fueron ejecutados», ha explicado Carlos Beristain, para advertir de que Marruecos no ha investigado durante 38 años estos hechos y que incluso aportó un informe en 2010 con datos falsos sobre estos desaparecidos.

Por ello, han confiado en que el juez Ruz siga adelante al contar con multitud de evidencias sobre estos hechos y «no haya interferencias del poder ejecutivo en una justicia que han esperado las víctimas por crímenes que han estado en la impunidad desde 1976». «Tenemos mucho miedo a que nos archiven el caso», ha manifestado Mahmud Selma Daf.

En este sentido, el abogado Manuel Ollé, de la Asociación Pro Derechos Humanos de España, ha calificado de «intolerable» la proposición de ley presentada por el PP al ser «contraria al derecho internacional y a la Constitución española». Por ello, ha afirmado que las víctimas no descartan recurrir al Tribunal Constitucional o al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) si sale adelante la reforma de la justicia universal.

«Nos encantaría que hoy diputados y senadores del PP hubiesen estado en la Audiencia Nacional escuchando estos testimonios y cómo se aniquilaba al pueblo saharaui, a ciudadanos españoles que fueron víctimas del genocidio y que quedarán sin ningún tipo de protección», ha dicho Ollé.

A su juicio, las violaciones más graves de los derechos humanos y los crímenes «más horrendos y execrables» jamás pueden quedar impunes. Ollé ha afirmado que la defensa de derechos fundamentales no se puede «tirar abajo» por intereses económicos o políticos y ha concluido: «Llegaremos a donde tengamos que llegar».

La Asociación Pro Derechos Humanos de España solicitó a Ruz la ampliación de la querella admitida a trámite por su Juzgado en 2006 tras descubrir esta fosa común en Smara, en el Sáhara Occidental. El enterramiento ocultaba los restos mortales de seis adultos y dos menores, algunos de ellos con documentación española.

Los querellantes aseguran que Marruecos ocupó el territorio «mediante una cruenta guerra y masacre contra el pueblo saharaui que duró 16 años», y el Ejército marroquí llevó a cabo «el secuestro, encarcelamiento y desaparición» de cientos de saharauis, la mayoría con nacionalidad española.