Puerto Asís (Putumayo): Negar el agua es negar la vida

0
291

Exigencias de la comunidad frente al derrame de crudo en fuentes hídricas

CZdKsXhWIAEdBIh

Mesa regional de organizaciones sociales, campesinas, indígenas, juveniles de la Baja Bota Caucana, Jardines de Sucumbíos, Ipiales, Nariño y Putumayo

Desde el 20 de diciembre de 2015 las comunidades de las veredas Aguablanca, Los Cristales, La Montañita, Buenos Aires y Los Ángeles han dejado de recibir el suministro de agua potable. Esto en contravía del compromiso adquirido como compensación transitoria por el impacto ambiental, producto del derrame de crudo ocasionado por las operaciones extractivas desde septiembre de 2015, compromiso del Consorcio Petrolero Colombia Energy y su operador Vetra junto con la Administración del municipio de Puerto Asís.

Los presidentes de las Juntas de Acción Comunal en repetidas ocasiones se comunicaron con el alcalde municipal y con su secretario de gobierno (tanto de la administración saliente, como de los recién posesionados) pero no han recibido el suministro de agua potable para el consumo humano, ni una pronta y satisfactoria solución en la atención primaria frente a la violación del derecho fundamental del agua conexo con el derecho a la vida.

Desde el 17 de enero de 2016 las comunidades del corredor Puerto Vega-Teteyé del municipio de Puerto Asís y las veredas cercanas más afectadas por la contaminación del crudo en fuentes hídricas primarias, continúan en Asamblea Permanente y se han movilizado sobre la carretera principal de manera pacífica para hacerse escuchar frente a la omisión de los funcionarios y autoridades del nivel nacional por las irregularidades que el operador Vetra ha ocasionado.

El 20 de enero de 2016 se cumplió un mes sin el suministro de agua. La nueva administración del municipio convocó a las comunidades para asistir y exponer este caso ante el Consejo Municipal de Gestión de Riesgos y Emergencias, en esta reunión participaron los concejales, miembros de la Fuerza Pública, entidades territoriales e instituciones como la Cruz Roja Colombiana, la Defensa Civil, y funcionarios del Consorcio Petrolero Colombia Energy. En la mencionada reunión la Red de Derechos Humanos del departamento hizo acompañamiento junto con tres representantes de las veredas La Montañita, Buenos Aires y Los Cristales para exponer a la nueva administración la historia de la contaminación por derramamiento de crudo producto de la actividad petrolera y la falta de aplicación de los planes de contingencia en el manejo ambiental, además narraron como los atentados por terceros sobre los carros tanques de la petrolera agravaron la situación; todas estas situaciones afectan el corredor fronterizo Puerto Vega-Teteyé desde el año 2013. Se expuso también como el Consorcio Colombia Energy y la administración municipal suministraron agua para las veredas, recolectada de caños igualmente contaminados y fue transportada en carros tanques oxidados, esta acción ha sido la única respuesta en compensación por el daño ambiental que ha recibido la comunidad.

El Secretario de Gobierno de Puerto Asís, para el periodo 2016-2019, llegó a dos compromisos con la gestión interinstitucional: por un lado durante tres días un carro del cuerpo de bomberos municipal llevará agua potable a tres de las veredas que se encuentran con mayor emergencia; y por otro lado la oficina regional del Putumayo de la Cruz Roja Colombiana prestará, con el compromiso de gestión presupuestal de la Alcaldía, una planta de tratamiento de aguas para instalarla durante dos meses.

La Administración municipal deberá declarar la emergencia manifiesta por la crisis climática, ambiental y sanitaria; y prevenir y atender los mayores problemas de salud que ya se presenta la población como disenterías crónicas, fiebres, alergias y brotes en la piel, posible envenenamiento por ingerir agua contaminada, entre otras afecciones. Se espera que se materialicen los compromisos verbales y escritos consignados en el acta de la reunión para garantizar la vida en condiciones dignas.

Las comunidades del corredor Puerto Vega-Teteyé seguirán en movilización, ejerciendo su derecho a la protesta pacífica, hasta que haya una solución integral y permanente para garantizar la pervivencia y permanencia en el territorio.

Si para el mes de noviembre de 2015 los fenómenos climatológicos se caracterizaron por fuertes precipitaciones, el mes de enero de 2016 se caracteriza por una fuerte sequía; ambas situaciones agravan la problemática de los habitantes de la región como víctimas también de la contaminación ambiental por el derrame de crudo, pues los residuos de los derrames de petróleo en toda la zona no han tenido el tratamiento adecuado ni industrial ni ambientalmente para mitigar o compensar las zonas afectadas. Esto recae en la irresponsabilidad del Consorcio Petrolero y las empresas transportadoras.

Frente a lo anterior se sabe que estas medidas no son suficientes para mitigar el daño en las vidas y las violaciones sufridas por la explotación petrolera. Se ha ignorado también la responsabilidad estatal frente a la falta de agua; el Gobierno Nacional, el Ministerio de Minas y Energía, la ANLA y la ANH deben dar respuesta a las repetidas denuncias que han elevado los pueblos que habitan este territorio.

Por todo lo anterior se exige hacer público el estado actual del tramité jurídico y administrativo de las acciones que se han iniciado por parte de las autoridades competentes -ANLA, ANH, Corpoamazonia- sobre los Planes de Contingencia y sobre las acciones e intervenciones en terreno para proteger y prevenir los daños ocasionados por el derrame de crudo que se sigue propagando por la fuentes hídricas de la zona.

A la Procuraduría Ambiental se le exige investigar el procedimiento y las acciones de descontaminación que la Empresa Vetra ha usado, pues estas han sido rudimentarias e industrialmente mal planificadas. Así lo dieron a conocer las diferentes organizaciones sociales y ambientales, ya que no hay una implementación del Plan de Manejo Ambiental como lo estipula la Resolución 1930 del 2010 expedida por la ANLA.

Se exige también a las autoridades nacionales, departamentales y municipales que activen un plan de contingencia y emergencia ante la falta de agua para el consumo humano. Así mismo que se atienda de forma integral y efectiva todas las necesidades básicas afectadas por la falta de agua, como la salud, la educación y la vivienda.

A la Fiscalía General de la Nación, seccional de delitos ambientales, se le exige iniciar una investigación por acción y omisión contra el Consorcio Petrolero por la contaminación de fuentes hídricas primarias y por la negligencia en la atención de esta emergencia que atenta contra los derechos humanos.

Finalmente se exige que se cree una comisión de verificación por la vulneración de los derechos humanos y ambientales, en conjunto con las autoridades ambientales, los cuerpos de atención de emergencias departamental y municipal, la Defensoría del Pueblo y la Oficina del Alto Comisionado de Las Naciones Unidas para Los Derechos Humanos regional Putumayo como garantes e intermediarios entre la comunidad y las empresas privadas del Consorcio Colombia Energy para que se informe y atienda integralmente la grave situación por la que atraviesan todas las veredas del Corredor Puerto Vega-Teteyé en materia ambiental.

Por la defensa del derecho al agua y la vida, se espera una pronta y real solución para las comunidades afectadas por la irresponsabilidad de las empresas extractivistas y transportadoras de hidrocarburos.

Agencia Prensa Rural