Miles de personas reclaman «pan, trabajo, techo y dignidad» en el centro de Madrid

0
138
Dani Gago / DISO Press

Miles de personas han participado en la multitudinaria manifestación, una convocatoria que aglutina a cientos de colectivos sociales de todo el Estado y que ha tenido su réplica en más de una veintena de ciudades.

Diso Press

Pasadas las 17 horas del sábado 29 de noviembre, las seis columnas de las Marchas de la Dignidad procedentes de distintos rincones de la Comunidad de Madrid han unido sus pasos en Atocha para recorrer juntas el Paseo del Prado y la calle Alcalá hasta acabar en Sol.

Una vez en la Puerta del Sol, los convocantes han hecho lectura de un manifiesto en el que han denunciado la situación de una juventud “abocada a buscarse la vida en el extranjero”, la “estafa de las preferentes” o “el robo de derechos y el empobrecimiento generalizado de la mayoría social” en nombre de una deuda “ilegítima” y “adquirida por unos pocos”.

Asimismo, han mostrado su rechazo a la Ley Mordaza y al Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos que, alertan, “nuestros dirigentes negocian secretamente” y han hecho un llamamiento a la movilización social en defensa de reivindicaciones como un empleo digno, una renta básica, servicios públicos, o el derecho a la vivienda y a la dación en pago, además de por las libertades democráticas y por el derecho a decidir de las mujeres y los pueblos.

Desde el escenario, los representantes de las seis columnas de las Marchas de la Dignidad de Madrid, han querido además agradecer la labor de la organización y los voluntarios que este año, dicen, “han logrado evitar que se colaran infiltrados en la manifestación y que se repitieran incidentes como los del pasado marzo”, en referencia a la protesta estatal del 22 de marzo de este año, que se saldó con 24 detenidos y 88 heridos.

La manifestación pone “punto y seguido” a la Semana de Lucha que el movimiento 22M iniciaba el pasado lunes 24 con el objeto de “dar una respuesta colectiva y masiva” a una situación que definen de “emergencia social”.

Colectivos y organizaciones presentes

Entre los participantes figuran asociaciones de vecinos, asambleas de barrio y otros colectivos como la Plataforma Contra la Impunidad del Franquismo, Todos Somos Ayotzinapa o la Plataforma de Trabajadores y Vecinos por la Remunicipalización y Gestión Directa de los Servicios Públicos de Madrid, que protesta contra los recortes y el deterioro en los servicios municipales y exige “la participación de los trabajadores y vecinos en la gestión de estos servicios” como medida contra la corrupción y la prevaricación, la descentralización municipal para “evitar que los barrios periféricos y populares se vean subordinados al Madrid de los negocios” o el no pago de la deuda.

También han estado presentes varios círculos sectoriales y territoriales de Podemos, que decidió en la Coordinadora de Madrid apoyar la campaña de lucha de las Marchas de la Dignidad porque, aseguran, “es imprescindible estar en la calle”, y otros partidos como Equo o Izquierda Unida.

En contrapartida, el Bloque Libertario portaba una pancarta con la cara de Pablo Iglesias y el eslogan “muerte al dirigente”, con la que querían reivindicar su rechazo a cualquier tipo de organización institucional o dirigente político como instrumento de lucha para salir de la crisis.

Cerraba la cola de la manifestación la Asociación Palestina Libre, que hoy celebra el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino y lo hacía con un llamamiento al Boicot a Israel y a la participación en el movimiento BDS (Boicot, desinversiones y sanciones).

Diagonal