Los acompañantes de Uribe

0

PURO CENTRO DEMOCRATICO (1)

Simón Palacio

La ciudad costera de Santa Marta, azotada sin igual por la violencia paramilitar y narcotraficante a manos de “Los Urabeños” y “Los Giraldo”, fue escogida por el puro y duro uribismo para anunciar los alfiles con que pretende disputar la candidatura presidencial en 2014 y las elecciones a Congreso del mismo año.

La plataforma política presentada por la cúpula del Centro Democrático fue una batería de misiles contra la paz y los diálogos en La Habana. Para ello la palabra la tomaron los ortodoxos precandidatos, uno más mordaz en su discurso de aquel que lo precedía. El ganadero José Félix Lafaurie fue uno de los más esperados oradores, y no es para menos. Arremetió contra las conversaciones con la insurgencia y la necesidad de levantarse de la mesa, le reclamó al Ejecutivo empoderarse de nuevo de la denominada seguridad democrática y proclamó el camino de una victoria militar contra la insurgencia.

Entregar una hectárea de las 36 millones a su haber para democratizar la propiedad no está en los planes del presidente de la Federación de Ganaderos, eso lo dejó claro en un mensaje directo a los negociadores en Cuba. Francisco Santos hizo presencia y se proclamó precandidato al lado del ex ministro Óscar Iván Zuluaga, que en medio de una permanente y sofocante adulación al ex mandatario recordó los “éxitos” de la seguridad democrática y se erigió como su gran sucesor.

Por su parte, el ex presidente en tono beligerante arremetió contra la participación popular y representativa de los colombianos en el proceso de paz al manifestar que el Foro Agrario con Enfoque Territorial había sido una orden del terrorismo al que aceptó sumiso el Gobierno. Momento en el que la tribuna aplaudió. Tribuna en la que se encontraban entre otros, personajes nefastos para la política nacional y regional. De un lado, la tradicional familia samaria Vives Lacouture, envueltos en tejemanejes de la parapolítica y dueños de grandes extensiones de tierra al servicio de la ganadería y el banano en el Magdalena.

También Álvaro Orozco, diputado a la Asamblea de ese departamento por el cuestionado Partido de Integración Nacional, PIN, asistió para acompañar el Puro Centro. El asambleísta ha sido ficha clave del condenado parapolítico ex gobernador Jorge Caballero. Entre el medio centenar de asistentes estaba sin vacilación el pleno de la familia Dávila Abondano, los más grandes favorecidos por el escándalo de Agro Ingreso Seguro y parientes del ex dirigente Eduardo Dávila Armenta, condenado por homicidio.

Estos nombres son apenas una muestra de la guardia pretoriana de Álvaro Uribe con los que está dispuesto a jugarse sus aspiraciones de volver a la presidencia de Colombia en cuerpo ajeno. Esta nómina bien conocida en los corredores de la Fiscalía General de la Nación tiene bastantes explicaciones que dar por sus actuaciones en el pasado y su presente ante la Justicia.