Hecho: La balanza comercial con los países de la Alianza del Pacífico es deficitaria

Comentario: Al término del año 2013, la balanza cambiaria de Colombia con Chile, México y Perú, tomados en conjunto, presenta un déficit de 3.273,7 millones de dólares. Al mirar país por país, se observa que el responsable de tal déficit es el comercio con México, el país más fuerte económicamente de la Alianza. Mientras el comercio con Chile presenta un superávit de 726,1 millones de dólares y el que se realiza con Perú es también superavitario en 436,2 millones de dólares, el comercio con México es negativo para Colombia en 4.436,0 millones de dólares.

Aunque la liberalización arancelaria de 92% de los productos objeto de comercio entre los cuatro países (que no significa la «integración profunda de que habla el Acuerdo Marco de la Alianza»), recientemente firmada en Cartagena, en el Caribe colombiano, no entrará en vigor sino dentro de un año, más o menos, no es de esperar una potenciación de nuestra industria, toda vez que dicha liberalización no ha sido acompañada del establecimiento de un arancel externo común, como sí se hizo en la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

Fuente: DANE

Foto: Presidencia Perú via photopin cc
Foto: Presidencia Perú via photopin cc

&&&&&&

Hecho internacional: Salen de América Latina cerca de US$14 mil millones

Comentario: El reciente proceso de devaluación que se vive en el país está directamente ligado a la salida de cerca de US$14 mil millones durante el año 2013. El fenómeno se presentó en razón al cambio de política de la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED), que decidió suspender las compras de papeles financieros que venía haciendo por un valor de US$85 mil millones mensuales.

Al considerar que la economía estadounidense había adquirido una nueva dinámica de crecimiento, la FED suspendió esta política, lo que implicó el comienzo de una subida de las tasas de interés en el mercado financiero, haciéndolas atractivas para los capitales golondrina que rondan nuestras economías cuando la rentabilidad en los Estados Unidos no es la mejor. Los exportadores están de plácemes pero el fenómeno lo único que muestra es la sempiterna dependencia de nuestras economías respecto de la política económica del gobierno norteamericano, la cual se orienta en la dirección que dictan los grandes consorcios de ese país.

Fuente: Semana, 8 de febrero de 2014.