En venta la ETB: Lo que pierde Bogotá

0
215

Una gran movilización de toda la ciudad y sus organizaciones sociales, puede detener la enajenación de acciones de su principal patrimonio

Juan Carlos Hurtado Fonseca
@aurelianolatino

La aprobación por parte del Concejo de Bogotá del “Plan de Desarrollo Bogotá Mejor para Todos”, presentado por el alcalde Enrique Peñalosa, generó un sinsabor en la mayoría de los ciudadanos al ver cómo con la puesta en venta de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá, ETB, se regala su patrimonio.

Aunque desde las administraciones de la ETB y de la ciudad, se adelantó un proceso de desprestigio de la entidad, fueron muchas las voces de expertos economistas, trabajadores, estudiantes y sindicatos, que no creyeron, demostraron las falacias y se opusieron a la entrega de este capital de la ciudad.

De materializarse la entrega, se elimina un ingreso periódico y permanente para solventar las necesidades de la ciudad (Inversión social, salud, infraestructura, educación -el aporte a la U Distrital-, etc.), explicó la Asociación de Técnicos de la empresa, Atelca, que con estudios en mano ha demostrado que ETB en 2015 aportó 175 millones de dólares al Distrito. Pero también 370.531.188 millones de pesos en 2014; $169.117.889, en 2013; $160.370.013 en 2012 y $215.172.350 en 2011.

Solo unos ejemplos

En los cálculos de esa organización sindical, con el dinero que pierde el Distrito, si se llegase a vender ETB, podrían construirse 537 megacolegios y resolver todo el déficit presente y futuro de aulas del Distrito. Con el dinero que se deja de recaudar en dividendos e impuestos para la ciudad, se pueden construir en los próximo cinco años 65 colegios, tres veces más de los que se ha propuesto construir el nuevo alcalde en sus cuatro años de mandato.

Con la pérdida por la privatización total de ETB, la ciudad deja de construir 98 mil viviendas de interés social y con los dividendos que recibiría en los próximos cinco años podrá edificar 12 mil, el 67% de todas las viviendas construidas por el anterior gobierno en cuatro años.

ETB es un regulador natural de tarifas y servicios en el mercado a favor de la ciudadanía.

Pero más allá de las pérdidas económicas, la venta de la empresa dejará vacíos en el fomento al acceso y desarrollo de las TIC en diferentes comunidades, ya no podrá evitar el oligopolio comunicacional ni mantener la seguridad de la información ciudadana.

Los trabajadores no se quedan en la crítica a las decisiones de la Alcaldía, sino que por conocer el funcionamiento interno y externo de ETB, y con base en la valiosa infraestructura en tecnología de avanzada, soportada con un invaluable personal altamente capacitado y comprometido, dicen que se requiere de políticas distritales y nacionales para el fortalecimiento institucional, para el cumplimiento de su función; la optimización de los recursos; tener como objetivo primordial la generación de valor a la ciudad y por consiguiente a sus habitantes.

De la misma manera Atelca cree que urge resolver de manera prioritaria problemáticas como la planeación de objetivos a mediano y largo plazo; la eliminación de la tercerización: Proporción de trabajadores directos frente a trabajadores tercerizados es de uno a cuatro, que afecta servicio al cliente y tiempos de respuesta, reparaciones e instalaciones; contratación directa para generar mayor compromiso con la entidad; la eliminación de la burocracia administrativa (Gasto administrativo es de 30%, siendo normal para una empresa bien administrada entre un 7 y 8%); y el diseño e implementación de estrategias comerciales para la captación de nuevos clientes, que darán como resultado un incremento en las utilidades operacionales.

Urge movilización

La primera acción de Atelca cuando se aprobó la venta en el Concejo, fue publicar una valla (ver ilustración) en una avenida bogotana, con los nombres y los logos de los partidos políticos que estuvieron de acuerdo con la propuesta de la Alcaldía. La sorpresa se dio al siguiente día cuando la firma publicitaria les comunicó que por presiones de la Alcaldía a Asomedios, esta última organización había pedido retirarla.

El paso de ETB al capital privado no se ha realizado, por lo que a los ciudadanos en general y organizaciones sociales en particular, les quedan acciones jurídicas y de movilización para frenar el proceso, por el que están interesados capitales europeos y mexicanos.

Según Atelca, hay irregularidades en el proceso de presentación y aprobación del Plan de Desarrollo, con base en las cuales se ha adelantado varias acciones judiciales; Entre las que hay penales contra el presidente de la ETB, Jorge Castellanos, por desinformación.

Pero también se coordinan movilizaciones y un paro distrital en el que participan diferentes sectores afectados por las políticas del actual alcalde, como los docentes, los trabajadores del distrito, los trabajadores de hospitales, los usuarios de la empresa, los ecologistas y ciudadanos del común, quienes han conformado la Coordinadora Sindical y Social.

Asimismo, ha habido un proceso de sensibilización en comunidades: “Con Sintrateléfonos hemos ido a Ciudad Bolívar, Bosa, Chapinero, a colegios a mostrarles cuáles serán los inconvenientes que tendrán con la venta de ETB y de las implicaciones del Plan de Desarrollo aprobado por el Concejo. La idea es que haya movilización social”, explicó la presidenta de Atelca, Martha Alejandra Wilches.