Ecuador: Amplia favorabilidad electoral de Rafael Correa

0
314
El presidente Rafael Correa va por su segundo mandato.

El proyecto político de la Revolución Ciudadana, que apunta a generar cambios estructurales en la economía ecuatoriana, es defendido por amplios sectores de opinión

El presidente Rafael Correa va por su segundo mandato.
El presidente Rafael Correa va por su segundo mandato.

Inmediatamente comenzó la campaña electoral en Ecuador, el pasado 4 de enero, la candidatura de Rafael Correa y su proyecto político de Revolución Ciudadana se perfilan como favoritos del electorado de ese país.

De acuerdo a las principales encuestadoras de opinión, Alianza País, el partido político de Correa, cuenta con una aceptación del 60.6 por ciento del electorado, que confirmaría un segundo mandato para apuntalar el proceso de reformas sociales en marcha en ese país.

El segundo candidato más opcionado es el banquero de derecha, Guillermo Laso, con un 11.2 por ciento de favorabilidad. Le sigue en tercer lugar, el ex presidente Lucio Gutiérrez, con un 4.5 por ciento de aceptación. Como se puede ver, Correa aventaja con creces cualquier otra opción, entre un total de ocho aspirantes a la presidencia.

Los comicios generales, previstos para el 17 de febrero, permitirán a once millones y medio de electores habilitados, escoger presidente de la república, vicepresidente, 137 diputados al congreso nacional, y cinco representantes al Parlamento Andino.

Bajo el mandato de Correa, Ecuador está empeñado en adelantar un proceso radical de transformación de su matriz productiva, intentando generar cambios estructurales al margen del modelo neoliberal de desarrollo, que en América Latina quiso pelechar a instancias de las recomendaciones e imposiciones de la Casa Blanca en Washington.

Bajo la consigna de impulsar una Revolución Ciudadana, entre 2007 y 2011, el PIB industrial ecuatoriano creció anualmente en un 4.3 por ciento, mientras entre 2000 y 2006 ese índice había sido del 3.3 por ciento, bastante menor.

Dinámica productiva

Entre 2007 y 2011, de acuerdo a cifras de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo de ese país, la productividad general fue del 2.7 por ciento, mientras en América Latina ese promedio fue del 1.88 por ciento.

Estos índices, que muestran un acierto en el manejo económico de Correa, se fundamentan en la aplicación de políticas públicas encaminadas a potenciar el desarrollo del aparato productivo, con efectos inmediatos en la reducción del desempleo y el aumento de la productividad laboral.

En Ecuador está en marcha en estos momentos un plan de sustitución de importaciones, desarrollando industrias estratégicas en materia de refinerías, astilleros, petroquímica, metalurgia y siderurgia. Se trabaja en un superávit energético, impulsando el uso de energías renovables, como parques eólicos, grandes centrales hidroeléctricas, y otras iniciativas.

La orientación económica en desarrollo en Ecuador implica el abandono de lógicas netamente extractivistas y explotadoras de los recursos no renovables, en un proceso de largo aliento que enfrenta los intereses de las grandes multinacionales, y que en la pasada cumbre de la Celac y la Unión Europea recibió un entusiasta respaldo.