Correría constituyente

0
208
Lanzamiento de los constituyentes regionales por la paz en Bogotá. Foto Marcha Patriótica.

A dos meses del lanzamiento de las constituyentes regionales, la voz de los colombianos reclama paz con transformaciones. Regiones discuten la paz

Lanzamiento de los constituyentes regionales por la paz en Bogotá. Foto Marcha Patriótica.
Lanzamiento de los constituyentes regionales por la paz en Bogotá. Foto Marcha Patriótica.

Hernán Camacho

Lo que demostró el pasado Foro de Participación Política propuesto por las comisiones negociadoras de La Habana, es que el país de lo que carece es de democracia y participación. Las 900 propuestas del foro demostraron que los colombianos no creen en los políticos, pero sí en la política. Se anhela un mejor país pero en realidad son escépticos, desconfiados y resignados a que la política es así y no se puede cambiar.

No obstante ello, el interés despertado por la mesa de La Habana y las insistentes voces del movimiento social y popular en opinar sobre la paz que necesita el país contribuyen a que tomen cada vez mayor fuerza las constituyentes por la paz. Allí los colombianos del común exponen sus problemáticas cotidianas y sus soluciones pero además divisan el país en paz.

Seminarios y talleres

El 20 de febrero pasado fue el lanzamiento oficial de las constituyentes regionales. El evento dejo la tarea encomendada a las regiones: la socialización de las constituyentes, seminarios y talleres preparatorios que le entreguen a los constituyentes la pedagogía suficiente para su participación. Tres meses después y como trabajo de hormiguitas se está cumpliendo la misión encomendada. Ya se realizaron algunas constituyentes regionales, otras municipales y barriales.

El cronograma es bastante completo, en algunas regiones se están organizando constituyentes sectoriales con la participación de trabajadores de alguna especialidad como la cafetera. Así mismo los jóvenes, las mujeres o juntas de acción comunal trabajan a la par para juntar esfuerzos y constituirse en constituyentes y seguir acumulando propuestas para el país.

El pasado mes de marzo la cita fue en Bucaramanga (Santander). Al menos dos centenares de personalidades del departamento impulsaron la constituyente en ese departamento. La problemática del agua del páramo Santurbán, las multinacionales auríferas explotando el territorio, las constantes violaciones de los derechos humanos, la precaria situación campesina, entre otros, fueron los temas de debate.

El centro del país

Pero no solo los departamentos realizan el ejercicio constituyente. Soacha, municipio de Cundinamarca en límites con Bogotá, realizó en el barrio Ciudad Latina, un acercamiento al carácter de las constituyentes y el fin último de las mismas.

En aquella ocasión se contó con la participación de organizaciones sociales como el Sindicato de Pequeños Agricultores de Cundinamarca (Sinpeagricun), el Colectivo Sumapaz Resiste, el colectivo Unidad Popular, La Central Nacional Provivienda (Cenaprov), la Coordinadora Popular de Organizaciones Sociales de Soacha, la Juventud Comunista y Asociación Nacional de Ayuda Solidaria (Andas) Soacha. Las propuestas versaron sobre las necesarias reformas políticas y el alcance de estas en la población.

El Chocó

Riosucio (Chocó) es otro municipio que ya marcó el camino constituyente. En reciente reporte periodístico se describía al municipio del norte del departamento como un ejemplo de abandono estatal, tan o igual, como cualquiera de los circunvecinos de su género: pobreza, desigualdad, violencia social. Los pequeños y casi caídos coliseos al servicio de los siempre damnificados habitantes por las crecidas del río Atrato. Fue el escenario de las constituyentes.

Allá se configuró un comité de impulso al proceso constituyente y en medio de la desesperanza de su futuro, las constituyentes resultan ser una herramienta de denuncia del descontento que convocó a líderes sociales de las cuencas vecinas. “Lo que es para el poder constituido ‘un bollo’, según el diputado Rodrigo Mesa Cadavid, en realidad es una región que aún conserva su firmeza, desde el poder constituyente, por alcanzar y mandatar una Colombia en paz con justicia social”, reportaron periodistas asistentes al taller.

Eje cafetero

Quindío, por su parte, ya cuenta con una comisión de impulso de la constituyente por la paz. En Armenia, la capital quindiana, se contó con la participación del movimiento político Poder Ciudadano, los maestros del departamento, consejos de acción comunal, comunidad LGTB, gestores culturales y ambientalistas. “Es una participación amplia pues se invitó al sector empresarial, político y a la Iglesia”, dijo John Jairo Salinas, representante de Redepaz.

El comité de impulso planteó una correría por el departamento para replicar y socializar el objetivo de las constituyentes. A juicio de César Alonso Arias Barbosa, vocero de Marcha Patriótica, se está construyendo un espacio de discusión sobre los principales problemas de las comunidades y qué elementos darían sentido a una paz sólida.

Los insumos, las propuestas y las opiniones de los colombianos participantes en las constituyentes serán entregados en La Habana, pero lo más importante es que tales iniciativas serán el resultado de una verdadera participación política que va mucho más allá de las lógicas electorales o simplistas del régimen político tradicional.

Cuadro