Comunistas israelíes condenan el asesinato de los tres estudiantes

0
Soldados israelíes entran en la ciudad de Halhul, cerca de Hebrón, en la búsqueda de los tres adolescentes secuestrados. Foto: Activestills

“La política de perpetuar la ocupación, en la que todos los gobiernos israelíes han participado desde junio de 1967, es el principal obstáculo para un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos”

Soldados israelíes entran en la ciudad de Halhul, cerca de Hebrón, en la búsqueda de los tres adolescentes secuestrados. Foto: Activestills
Soldados israelíes entran en la ciudad de Halhul, cerca de Hebrón, en la búsqueda de los tres adolescentes secuestrados. Foto: Activestills

El Partido Comunista de Israel (Maki, por sus siglas en hebreo) condena enérgicamente el secuestro y homicidio de los tres estudiantes de la Yeshiva, Naftali Fraenkel, Gilad Shaar, y Eyal Yifrah. De acuerdo con el Maki, los “ataques deliberados contra civiles socavan todos los principios morales, legales y humanos. El homicidio deliberado de civiles se define como una grave violación del derecho internacional humanitario, y no puede ser justificada, independientemente de las circunstancias”.

El Maki renueva su llamamiento al gobierno israelí para que se abstenga de actos de venganza por el secuestro y asesinato de los tres adolescentes israelíes y pedimos a las fuerzas de ocupación que eviten dañar a la población palestina inocente, o abusar de la opinión pública en Israel, con el descubrimiento de los cuerpos, de imponer un castigo colectivo, como se hizo en las últimas dos semanas como parte de las búsquedas. El daño deliberada de toda una población civil como castigo por las acciones de los individuos no sólo es ilegal sino inmoral.

El Maki ha dicho que “la política de perpetuar la ocupación, en la que todos los gobiernos israelíes han participado desde junio de 1967, es el principal obstáculo para un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos y para una paz general árabe-israelí. Esta política es la principal fuente del creciente deterioro de la arena democrática y la difusión del discurso racista”. El Maki, fiel al derecho de los pueblos a su autodeterminación, desde hace más de 60 años ha estado exigiendo que se respete el derecho del pueblo palestino a su autodeterminación y a un estado soberano junto a Israel. Según Maki, la paz se puede lograr con el cumplimiento de estas cinco condiciones:

– La paz se debe fundar en el retiro de Israel de todos los territorios árabes capturados desde la guerra de agresión que puso en marcha en junio de 1967, y en el respeto al derecho de Israel, del Estado palestino y de los estados árabes a una existencia soberana y el desarrollo en condiciones de paz y seguridad.

– El pueblo árabe palestino debe hace efectivo su derecho a la autodeterminación y a un Estado soberano propio en Cisjordania, la Franja de Gaza y Jerusalén Este árabe, al lado de Israel.

– El problema de los refugiados palestinos se resolverá de conformidad con las resoluciones de la ONU (que reconocen su derecho a elegir entre el retorno a la patria y la restitución) en el marco de las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos.

– La anexión de Jerusalén Este, ocupada por Israel, debe ser anulada. El estado palestino independiente ejercerá soberanía sobre Jerusalén Este. Jerusalén Oeste será reconocida como la capital de Israel, y Jerusalén Este como capital del Estado palestino independiente, de acuerdo con la voluntad de cada pueblo en su propio estado.

– Serán desmantelados todos los asentamientos en los Territorios Ocupados.

“La respuesta sionista adecuada”

Las fuerzas militares de ocupación israelíes encontraron el lunes los cuerpos de tres estudiantes adolescentes que habían desaparecido, se asume que secuestrados, durante más de dos semanas. Los cuerpos fueron encontrados enterrados en un campo cerca de Halhoul, en la zona de Hebrón. Los tres, dos de los cuales tenían 16 años y el tercero 19, iban a casa haciendo autostop desde su yeshivá (centro de estudios religiosos) en un asentamiento de Cisjordania, donde se cree que fueron secuestrados.

Tras el secuestro, Israel lanzó una gran operación militar en Cisjordania, apodada “Operación Guardián del Hermano”. La operación, mientras buscaba a los adolescentes secuestrados en la zona de Hebrón, también tenía un segundo objetivo: atacar a Hamas y otros grupos palestinos a lo largo de Cisjordania. Más de 500 palestinos han sido arrestados y seis fueron asesinados durante la operación hasta el momento. Todo el sur de Cisjordania estaba bloqueado durante más de una semana, mientras las tropas buscaron casas, campos, cuevas y edificios. Incluso se restringió la posibilidad de los residentes del área de Hebrón para viajar al extranjero, para quienes pudieron abandonar sus ciudades y pueblos.

El gabinete israelí fue llamado para una reunión de emergencia la noche del lunes y se espera que el primer ministro Benjamin Netanyahu haga una declaración pública. El ministro de Vivienda, Uri Ariel, hizo la siguiente declaración momentos después de anunciada la noticia: “En la guerra, por un lado, es necesario atacar a los terroristas sin ninguna misericordia, y por otro lado, es necesario dar una respuesta adecuada sionista”. La última parte de su declaración probablemente se refiere a la construcción de nuevos asentamientos en los territorios palestinos ocupados.

Fuente: The Communist Party of Israel
Traducción de David Moreno para SemanarioVoz.com