Álvaro García, dirigente de la Asociación Regional de Víctimas del Magdalena Medio fue detenido injustamente por el delito de exigir un pedazo de tierra y de ser irreverente contra las pretensiones del supuesto dueño Rodrigo López Henao.

Rodrigo López acompañado por el Esmad durante un desalojo anterior. Foto: Laura Bianca Thomi/ PWS
Rodrigo López acompañado por el Esmad durante un desalojo anterior. Foto: Laura Bianca Thomi/ PWS

El día 24 de abril del presente año en la vereda La Bella Unión del corregimiento El Guayabo del municipio de Puerto Wilches del departamento de Santander, en horas de la mañana, 6 am, fue allanada la casa del labriego Álvaro García y luego capturado por la Fiscalía.

El señor Álvaro García es un dirigente campesino comunal perteneciente a la organización de víctimas de Estado del Magdalena Medio Asorvimm, ocupando en esta el cargo de directivo de dicha asociación.

El líder comunal junto con otros miembros de esa comunidad vienen organizando a la vereda la Bella Unión desde hace más de 30 años donde por su antigüedad ya son dueños y señores de estas tierras, las cuales vienen trabajándolas en labores agrícolas para el sustento de la región y de sus familias.

Motivo este por el cual hace más o menos dos años, apareció un señor de nombre Rodrigo López Henao reclamando dichos predios de manera agresiva y formas muy dudosas de su tenencia; mas no contento con su arbitrario procedimiento ha venido tildando a estos colonos de guerrilleros, de malhechores, de toda clase de insultos y amenazas, sin que hasta la presente las autoridades se manifiesten tomando cartas investigativas, ya que esta situación se ha denunciado públicamente en actividades anteriores.

Por tales hechos hacemos las siguientes peticiones:

Que se les respete la legítima y legal posicionamiento a los campesinos de la Vereda La Bella Unión y del corregimiento del Guayabo en general.

El respeto por el derecho a la tierrita, al territorio, al trabajo de nuestros campesinos del Guayabo y del municipio de Puerto Wilches.

Que cese la persecución, la estigmatización, los señalamientos, las amenazas a los labriegos de nuestros campos por parte del señor Rodrigo López Henao, que con esto lo que está llevando acabo es el acabose de la buena convivencia y la paz de nuestra región.

Que se deje en libertad de forma inmediata al labriego Álvaro García injustamente capturado, nada más por el delito de exigir un pedazo de tierra y de ser irreverente contra las pretensiones del poderoso y estigmatizante supuesto dueño Rodrigo López Henao.

Al señor alcalde del municipio de Puerto Wilches José Elías Muñoz, como máxima autoridad que tome cartas en el asunto, que investigue a fondo estos sucesos y pueda haber justicia para los campesinos de su geografía.

Al señor presidente de la República Juan Manuel Santos, que eche una miradita para esta población abandonada por la justicia, ya que es hora de empezar a llevar felicidad a nuestros campos y a nuestros campesinos como está consagrado en los acuerdos de La Habana en el tema de desarrollo agrario Integral. Que no se le olvide.

A todas las comunidades y autoridades de Puerto Wilches estar muy atenta a los acontecimientos, para solidarizarse con estas comunidades que solo han cometido un pecado: exigir que se les respete su tierrita.

Movimiento Político y Social Marcha Patriótica Magdalena Medio