¡El Partido Comunista Colombiano es verbo!

0
773

Esto tiene un desafío inmenso, un verdadero compromiso revolucionario: Fortalecer el nivel ideológico y político, interpretar el mundo desde la cientificidad y la praxis permanente. A ello sumarle la ética revolucionaria.

pcc_18_01

Nelson Lombana Silva

Analizar una tesis no es simplemente memorizarla o darle un juicio de valor pasajeramente y seguir adelante. Va mucho más allá, entre otras razones porque el Partido Comunista, es acción, creación y recreación, movimiento, es decir, es verbo.

La cuarta tesis sobre el seminario – taller de organización Comunista que se realizará en mayo en la ciudad de Ibagué (Tolima), dice: “El Partido Comunista Colombiano es acción, movimiento, organización y política, interpreta los intereses de clase del pueblo y se plantea la lucha hacia una segunda y definitiva independencia, contando con el legado del ideario bolivariano y demás pensadores latinoamericanos comprometidos con la destrucción de las relaciones capitalistas y la construcción de las relaciones socialistas. Es Partido es verbo”.

Todo está en movimiento. Nada está quieto. Se mueve la tierra, los astros, las estrellas, el carro, la casa, la piedra, el ave, el pez, etc. No es un movimiento loco, es un movimiento permanente y organizado con fundamento en leyes que el ser humano ha ido descubriendo a partir de la ciencia. Isaac Newton se preguntó algo así tan ilógico para nosotros como por qué los objetos no caen para arriba, para la derecha o para la izquierda, sino que siempre su tendencia es caer hacia abajo, hacia el centro de la tierra.

Con sus teorías y las teorías de otros científicos pudo establecer la ley gravitacional, que no es otra que la fuerza de gravedad. Pudo explicar científicamente este fenómeno. Otros pudieron explicar científicamente como está constituida el agua, dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno, por qué se produce el día y la noche, etc, etc.

Otros científicos, centraron sus esfuerzos en estudiar el comportamiento humano, su pensamiento y su proceso evolutivo. No resultaba fácil, ni siquiera hoy, explicarse cosas como de dónde venimos, qué hacemos y para dónde vamos. Es más: Quiénes somos. Carlos Marx – por ejemplo – utilizando distintas ramas del conocimiento pudo explicar científicamente las contradicciones sistémicas, la lucha de clases. Además, sostener un recorrido de la humanidad en el tiempo y en el espacio desde homo sapiens hasta el hombre contemporáneo con todos sus logros y realizaciones, aciertos y desaciertos.

Su concepción histórica pudo proyectar el futuro de la humanidad a partir de conocer el pasado e interpretar su presente. Revolucionó con sus tesis el pensamiento y la sociedad en su conjunto. Hoy podemos saber de dónde venimos, cuál es nuestra misión y para dónde vamos. Largos períodos históricos de la humanidad nos hacen producto de la evolución, la cual sigue su curso, no se detiene. Del primitivismo pasamos a la esclavitud, al feudalismo, estamos en el ocaso de capitalismo para entrar al socialismo y llegar al comunismo como proceso en proyección y en desarrollo.

En el terreno económico descubrió la plusvalía, la cual es como la piedra angular del capitalismo. Solo un par de ejemplos colocados a vuelo de mariposas amarillas, nos han permitido dimensionar la obra de Carlos Marx y más allá de él, del marxismo – leninismo. ¿Sabemos los Comunistas claramente la obra de Marx, Engels y Lenin? ¿La sabemos explicar?

Mucho se habla de la política. Generalmente, se suele confundir con el terminacho: “Politiquería”. Así, se dice en voz alta: “Soy apolítico”. ¿Qué claridad tenemos sobre el particular? Aristóteles decía que quien no se metiera en política era considerado idiota. Es decir, condenado a las cosas de la casa y a ser dominado. No estaba equivocado en esta apreciación el filósofo, si entendemos que la Política es Poder. Es más: Es fuerza por el Poder.

En el capitalismo hay dos clases sociales: La burguesía y el proletariado. ¿Quién tiene el poder, es decir, la política? Pues la clase dominante: La burguesía. ¿Quién lucha por el poder desordenada y anárquicamente? Pues la clase dominada: El Proletariado.

Si el Comunista tiene claro esto, comprenderá fácilmente su misión histórica, que no es otra que ayudar a organizar a la clase dominada para que sea Poder. Por eso, los Comunistas nos planteamos una segunda y definitiva independencia, valoramos el pensamiento del libertador Simón Bolívar y demás pensadores latinoamericanos y de otras latitudes, por supuesto. También nos planteamos contribuir a la destrucción de las relaciones capitalistas y a la construcción de las relaciones socialistas. No somos la vanguardia, hacemos parte de ella.

Esto tiene un desafío inmenso, un verdadero compromiso revolucionario: Fortalecer el nivel ideológico y político, interpretar el mundo desde la cientificidad y la praxis permanente. A ello sumarle la ética revolucionaria. Tener la capacidad de destruir las categorías aberrantes del capitalismo como la mentira, la pereza, el facilismo, el oportunismo, la petulancia, la arrogancia y la insolidaridad. Por el contrario. Los Comunistas debemos ir materializando las categorías del sistema socialista, tales como: La fraternidad, la solidaridad, la honradez, el compromiso, la puntualidad, el optimismo, etc. Por eso decimos, que el Partido es movimiento, acción, organización, política. Por eso el desafío de estudiar permanentemente.