Vibrante intervención de Imelda Daza en el Congreso

0
14

“Este proyecto de ley de amnistía e indulto es el comienzo del fin de una larga violencia que nos ha afectado, sobre todo, en los territorios a muchísimos colombianos, que no tienen siempre la oportunidad de hacer presencia aquí”.

Hernán Durango

Imelda Daza Cotes, vocera del movimiento Voces por la Paz, que aglutina a ciudadanos en la defensa del acuerdo de paz, realizó una histórica intervención este lunes 19 de diciembre en el Congreso de la República en el debate de aprobación de proyecto de amnistía e indulto para los alzados en armas.

La vocera de Voces de Paz inició su histórica intervención en el Congreso sobre implementación de acuerdo de paz diciendo que “este proyecto de ley de amnistía e indulto es el comienzo del fin de una larga violencia que nos ha afectado, sobre todo, en los territorios a muchísimos colombianos, que no tienen siempre la oportunidad de hacer presencia aquí”.

“Amnistía, indulto y perdón son deberes de todo buen ciudadano, porque son el camino para buscar la verdad y a través de ella lograr la reconciliación entre ciudadanos de un mismo país y poder así, por fin, resolver nuestras disputas y nuestras diferencias por vías más civilizadas”, expresó en su vibrante intervención la dirigente política.

La aprobación del proyecto de ley se presentó con votaciones mayoritarias, 15-0 en la comisión primera del Senado y 30-0 en la comisión primera de la Cámara. Es una iniciativa que contempla beneficios jurídicos de amnistía e indulto para las FARC y un tratamiento penal diferencial para los agentes del Estado.

Durante el debate también habló el vocero de paz, profesor Jairo Estrada.

Los voceros del movimiento ciudadano Voces de Paz señalaron que este es un día histórico para Colombia y manifestaron su inconformidad con las modificaciones que le hizo el Gobierno a los textos que fueron redactados por los negociadores del Gobierno y las FARC en Cuba.

Las plenarias de Senado y Cámara votarán la próxima semana en último debate esta ley para que sea sancionada por el presidente y entre en vigencia para darle seguridad jurídica a las FARC y que así procedan a desarmarse antes de junio de 2017.

El Gobierno agradeció el compromiso del Congreso y los partidos de la denominada unidad para la paz con la implementación.