S.O.S.

0
154

Hombres armados en La Nacho

El pasado 12 de marzo, entre las 2:30 y 3:30 pm, un grupo de hombres fuertemente armados, que cubrían su rostro con pasamontañas, hizo presencia en diferentes lugares de la Universidad Nacional sede Bogotá. Según las denuncias estos hombres, haciendo uso de las armas para intimidar, requisaron estudiantes, argumentando que venían en búsqueda de consumidores y expendedores de sustancias psicoactivas al interior de la Universidad.

Adicionalmente advirtieron que estarían vigilantes, generando una ambiente de terror y miedo en la comunidad universitaria. El Consejo Estudiantil denunció estos hechos y manifestó su preocupación ante la presencia de hombres armados al interior de la Universidad Nacional y rechazó de forma tajante la intimidación de la que fueron objeto los estudiantes. El tráfico de sustancias psicoactivas al interior de la Universidad no puede tener una solución militar ni justificar la militarización del campus universitario.

paras-en-la-universidad-nacional

En Cacarica (Chocó)

El pasado domingo 9 de marzo se escucharon varias ráfagas y cuatro explosiones en cercanías de la comunidad Bocas del Limón y de la Zona Humanitaria Nueva Esperanza en Dios (Cacarica) en el departamento del Chocó. En medio de la continuidad de las hostilidades en el territorio colectivo de Cacarica, tres indígenas de Juin Phur, el viernes anterior, fueron amenazados por efectivos de la Brigada 17, quienes les expresaron que no podían moverse por esos sitios y si lo hacían se los “llevaban” (muertos o desaparecidos).

Según la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz, las amenazas de la Brigada 17 se han incrementado contra los pobladores indígenas y negros, luego de que estos, en ejercicio de sus responsabilidades constitucionales, afirmaran su derecho a la propiedad constatando la instalación de una base militar binacional de Colombia y Panamá.

Víctimas de crímenes de Estado

El pasado 6 de marzo se conmemoró el Día por la Dignidad de las Víctimas de Crímenes de Estado. El llamado en esta oportunidad por parte del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado es luchar contra la impunidad frente a los crímenes cometidos por agentes estatales. Según el Centro de Memoria Histórica, entre 1958 y 2012, se registraron 220 mil muertes violentas por causa del conflicto armado en el país.

Entre 1988 y septiembre de 1990, fueron perpetradas 313 masacres, de las cuales 287 fueron cometidas por las Fuerzas Militares y sus grupos paramilitares. Entre 2002 y 2005, solo en los primeros tres años del gobierno Uribe, más de 800 sindicalistas fueron asesinados por grupos paramilitares.