Piden preservar laguna de Fúquene

0
Algunos de los manifestantes ambientalistas.

Este cuerpo líquido se está secando y está cambiando el ecosistema que la rodea.

Algunos de los manifestantes ambientalistas.
Algunos de los manifestantes ambientalistas.

El viernes 22 de abril partió desde Chiquinquirá (Boyacá) un grupo de diez personas encadenadas, con destino a Bogotá, para pedirle al Gobierno Nacional y a las autoridades ambientales mayores compromisos con la preservación de la laguna de Fúquene y que les garanticen el suministro de agua potable en la región.

La laguna de Fúquene presenta un descuido bastante avanzado por parte de las autoridades, al punto que este cuerpo líquido se está secando y está cambiando el ecosistema que la rodea.

Según Mauricio Arévalo, coordinador del Movimiento Cívico en defensa de la laguna de Fúquene, la CAR Cundinamarca no ha actuado como debería y por eso se han visto afectados los municipios.

“Al día de hoy Chiquinquirá, con más de 75 mil habitantes, tiene escasez de agua. Hemos tenido que buscar la posibilidad de comprar agua o que nos regalen en carrotanques, porque no tenemos para más de cuatro meses. La laguna de Fúquene nos suministra agua a 17 municipios entre Boyacá y Cundinamarca”.

Mala gestión

“Hace diez años había una profundidad de más de 50 metros en la Laguna y hoy no hay una profundidad de más de un metro y medio, debido a los buchones que le han quitado navegabilidad y a los sedimentos que la llenaron de lodo”, dijo.

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca permitió que los terratenientes construyeran canales para utilizar el líquido, paralelamente comenzaron a adueñarse de predios y los llenaron de tierra.

Indicó que “las malas gestiones administrativas y ambientales de la CAR con sus planes ineficientes son los que han ocasionado esto. Nos piden unos impuestos anuales que se pagan y luego dicen que no hay recursos para recuperar la laguna”.

Arévalo indicó que sólo hace un par de meses, la CAR inició las labores de limpieza del afluente, luego de las emergencias por falta de agua.

“Llevan más de 70 años y no se ha venido quitando el sedimento que ha caído en la laguna y hasta ahora, luego de cuatro meses sin agua, es que empiezan a trabajar ante las calamidades”, señaló.

El ambientalista advirtió que a pesar de que el Gobierno expidió un Conpes para salvar desde hace más de un año la laguna de Fúquene, aún no se ha hecho efectivo el plan de cuatro años para la recuperación del afluente.

El director de la CAR Cundinamarca, Néstor Franco, explicó que por una serie de incumplimientos de los gobiernos desde la época de Álvaro Uribe hasta ahora, los daños en la laguna han avanzado tanto que hoy en día se necesitan 200 millones de dólares para poderla recuperar.

“Ahora bien, el asunto es de que la única fuente de la cual se ha podido aprovisionar recursos es la CAR, nosotros no hemos tenido aplicación de recursos ni de los gobiernos departamentales, ni del Gobierno Nacional”, agregó.

Ante tal panorama el Congreso decidió crear una comisión con el objetivo de investigar lo sucedido y proponer medidas.