En aumento las protestas por incontrolables alzas de tarifas de la energía y pésimos servicios que presta esta empresa del grupo español denominado Aplicaciones y Desarrollo profesional Nuevo Milenio, SL con el 85% de las acciones de Electricaribe.

Protestas contra los abusos de Electricaribe.
Protestas contra los abusos de Electricaribe.

Hernán Durango Patrillau

El pasado jueves 12 de noviembre se realizó en Barranquilla un encuentro regional de habitantes y representantes sociales para conformar la mesa de coordinación del sector eléctrico; espacio del cual hacen parte usuarios de servicios públicos, sectores sociales y gremios de la producción y del comercio organizado.

Al día siguiente, en la capital de Córdoba, se desarrolló un encuentro popular en el que se debatió la situación de las alzas exageradas y pésimos servicios de energía que presta la empresa Electricaribe. De esta forma toma fuerza en la región caribe la conformación de un frente común para liderar las movilizaciones que permitan poner fin al conflicto social que cada día aumenta en distintos municipios con las consabidas protestas, bloqueos de vías, tomas de oficinas.

Juan Carlos Sandoval, dirigente popular del departamento del Atlántico señala que el objetivo es construir una agenda común de movilización que ya se está desarrollando en la región y que incluye la gran marcha en Montería el día 26 de noviembre a partir de las 9 de la mañana, partiendo del parque Simón Bolívar, frente a la Gobernación de Córdoba hasta la sede la compañía Electricaribe. El 10 de diciembre en Barranquilla haremos una gran manifestación para condenar todos los abusos que comete en la región la electrificadora contra los usuarios y tenemos proyectado para el año 2016, con las distintas coordinaciones departamentales, realizar un tribunal de justicia popular donde se llevarán por parte de las comunidades de los departamentos de Córdoba, Sucre, Bolívar, Atlántico, Magdalena, Cesar y Guajira todos los casos y los cobros ilegales de dicha empresa.

Por su parte, Xiomara Ramírez, directora de la Federación Nacional de Comerciantes Fenalco, seccional Córdoba, asegura que hacen presencia para unirse a estas iniciativas que a bien han tenido líderes, veedores y de organizaciones populares y de usuarios. “Esta es una problemática que viene de mucho tiempo atrás, nos vamos a vincular masivamente para ver la viabilidad de contrarrestar este flagelo. Los comerciantes han sufrido bastantes afectaciones por diversas situaciones de servicio, el incremento de tarifas, daño de sus aparatos eléctricos. Como gremio apoyamos estas convocatorias como la del 26 de noviembre en Montería y mediante un escrito pedimos al presidente de la Republica, Juan Manuel Santos, intervenir para que se revoquen las medidas lesivas.

El conflicto de la prestación de servicios de energía eléctrica originado esencialmente por la privatización del sector durante los gobiernos neoliberales del país, cada vez se agudiza y ha sido causa para el robo de enormes recursos por parte de empresarios, politiqueros y mafias. Recientemente el parlamentario Alirio Uribe (Polo) denunció en el Congreso de la República que ya son 26 billones de pesos la cifra que se han apropiado por vía de los recursos que aportaron los usuarios, recursos que eran para prevenir esas alzas de tarifas que se veían venir por los efectos del calentamiento global.

En el movimiento popular del caribe colombiano han surgido voces que sostienen que para lograr una solución definitiva a esta situación se debe reclamar que el Estado colombiano retome estas empresas y servicios que fueron privatizadas y asuma directamente la prestación de servicios.

Finalmente, el periodista Víctor López Aroca, informa sobre los verdaderos dueños de la empresa Electricaribe, otro aspecto desnudado en los debates en las comisiones del Congreso de la República, que la mayoría accionaria está en manos del grupo español denominado Aplicaciones y Desarrollo profesional Nuevo Milenio, SL con el 85%, el sector público colombiano con el 10%, y empresas mixtas 5%. En la región se creía que los dueños eran Gas Natural y Unión Fenosa, dos empresas asociadas al sector en el país.