Incógnitas tras la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman

0
144
Cristina Fernández, presidenta de Argentina. Foto: AP

La presidenta argentina Cristina Fernández aseguró que el suicidio está cubierto por confusión, mentiras e interrogantes

 Cristina Fernández, presidenta de Argentina. Foto: AP
Cristina Fernández, presidenta de Argentina. Foto: AP

internet@granma.cu

La presidenta argentina Cristina Fernández acusó a la sorpresiva muerte del finado fiscal argentino Alberto Nisman de estar cubierta de mentiras e interrogantes.

La mandataria recurrió a su cuenta en Facebook, donde denunció que con este hecho se pretende «desviar, mentir, tapar y confundir» la verdad sobre el atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA).

Cristina Fernández también alegó que tras el confirmado suicidio, «no sólo hay estupor e interrogantes, sino además una historia demasiado larga, demasiado pesada, demasiado dura, y por sobre todas las cosas, muy sórdida».

“Hoy más que nunca, no se debe permitir que una vez más se intente hacer con el juicio de encubrimiento lo que ya se hizo con la causa principal. Porque se descubrirá a los autores del atentado cuando se sepa quiénes los encubrieron. Porque los delitos no tienen razones, sólo tienen móviles, y en Argentina todavía debemos explicar lo más obvio y simple», alertó.

Nisman investigaba la causa del atentado en 1994 contra AMIA, pero cambió el curso de la pesquisa y la semana pasada lanzó la denuncia de que el poder Ejecutivo intentaba encubrir la presunta implicación de Irán en aquel ataque a cambio de petróleo, reportó la agencia Prensa Latina.

En su acusación estaban implicados de ocultamiento, entre otros, el expresidente Carlos Menem, el primer juez del caso Juan José Galeano y el entonces Jefe de la Secretaría de Inteligencia del Estado, Hugo Anzorreguy, aseguró la presidenta argentina.

El fiscal debía explicar su denuncia este lunes en una comisión del Congreso donde sería fuertemente cuestionado por legisladores del oficialismo, pero apareció muerto en su apartamento de un disparo en la cabeza, reseñó Prensa Latina.

Según fuentes citadas por Prensa Latina, hay grupos en Argentina interesados en obstaculizar la realización de ese juicio.

“Mientras los investigadores se esfuerzan por precisar las causas de la muerte, los políticos de la oposición, acompañados por la prensa hegemónica, aprovechan la oportunidad para atacar al Gobierno en un año electoral”, señaló la agencia de noticias.

La víspera unos tres mil ciudadanos se congregaron en Plaza de Mayo, donde hubo un altercado con la policía federal cuando un grupo de manifestantes intentó derribar una de las vallas de protección de la Casa Rosada.

Granma