Hiroshima conmemora 69º aniversario de ataque con bomba atómica

0
91

Habitantes protestan contra primer ministro por política que permite la participación militar de Japón en el extranjero

hiroshima

Hiroshima, la ciudad que sufrió el ataque con bomba atómica de Estados Unidos en 1945, durante la Segunda Guerra Mundial, conmemoró hoy el 69º aniversario del bombardeo en el Parque Memorial de la Paz de la ciudad.

Frente a los supervivientes del ataque y sus descendientes, activistas y funcionarios, incluidos el primer ministro japonés, Shinzo Abe, y la embajadora de EEUU en Japón, Caroline Kennedy, el alcalde de Hiroshima, Kazumi Matsui, llamó a las armas nucleares un «mal absoluto» que robó a los niños de familias amorosas y los sueños para el futuro.

«Para eliminar el mal, debemos superar las nacionalidades, las razas, las religiones y otras diferencias, valorar las relaciones interpersonales, y construir un mundo que permita el diálogo con miras al futuro», dijo el alcalde.

Matsui también dijo que el gobierno japonés debe ser consciente de que el país ha evitado la guerra durante 69 años debido a la Constitución pacifista, haciendo referencia a una decisión tomada el mes pasado por el gabinete de Abe que permite a las Fuerzas de Autodefensa de Japón ejercer su derecho a la autodefensa colectiva.

Protesta contra Abe por defensa colectiva

Alrededor de mil habitantes de Hiroshima protestaron hoy miércoles contra el primer ministro japonés, Shinzo Abe, sobre el derecho a la autodefensa colectiva cerca del Parque Conmemorativo de la Paz, donde se estaba celebrando una ceremonia para conmemorar el 69 aniversario del bombardeo atómico estadounidense de Hiroshima en 1945.

Abe asistió a la ceremonia y pronunció un discurso ante alrededor de 45 mil asistentes, incluidos supervivientes del ataque, sus descendientes, activistas de la paz y funcionarios como la embajadora estadounidense en Japón, Caroline Kennedy, en el que dijo que Japón mantendría los tres principios no-nucleares.

Tras la ceremonia, un grupo formado por víctimas del bombardeo atómico expresaron a Abe su deseo de que el gobierno retire la decisión del gabinete de cancelar la prohibición a la autodefensa colectiva, pero obtuvieron una respuesta negativa del mandatario, quien dijo que la defensa colectiva tiene como objetivo proteger la vida pacífica de los japoneses.

Los protestantes, a gritos de «Vete de Hiroshima, Abe» y «Nos oponemos rotundamente a la guerra y al derecho a la autodefensa colectiva», dijeron que no se podía repetir la tragedia de Hiroshima y Nagasaki, ya que el derecho a la autodefensa colectiva arrastraría al país a la guerra después de casi siete décadas.

La constitución pacífica de Japón prohíbe al país emplear sus fuerzas de autodefensa fuera de sus fronteras, pero Abe, mediante una reinterpretación de la constitución, ha dado luz verde para que dichas fuerzas ejerzan la defensa colectiva, lo cual les permite luchar en el extranjero.

Xinhua