Guatemala: Ríos Montt a juicio y otros 13 genocidas apresados

0
158

En marzo de 2013, el militar ya fue condenado, pero la Corte de Constitucionalidad del país centroamericano, algo así como la Suprema Corte guatemalteca, anuló esa condena, alegando que se habían cometido errores en el proceso penal y que, por lo tanto, debía realizarse todo de nuevo.

Efrain-Rios-Montt

Este lunes comienza en Guatemala un nuevo juicio al dictador Efraín Ríos Montt por la matanza de casi dos mil mayas-ixiles en el departamento de Quiché, entre 1982 y 1983, tras dar un golpe de estado e instaurarse como presidente de facto. Además de genocida, es ministro de la Iglesia Pentecostal de la Palabra.

En marzo de 2013, el militar ya fue condenado, pero la Corte de Constitucionalidad del país centroamericano, algo así como la Suprema Corte guatemalteca, anuló esa condena, alegando que se habían cometido errores en el proceso penal y que, por lo tanto, debía realizarse todo de nuevo. Había sido sentenciado a 80 años de prisión (50 por genocidio y 30 por delitos de lesa humanidad).

Casi tres años más tarde, un Ríos Montt de 80 años, que alega “demencia” y que por tanto no estará presente en la sala, será nuevamente juzgado. “Estamos listos para entrar al nuevo debate, los testigos han manifestado que ellos quieren volver a declarar” sostuvo a la Agencia AFP, Juan Francisco Soto, director del Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (Caldh), que es querellante en la causa, según publica El Faro, de El Salvador. “Si ya una vez se probó que se cometió genocidio, lo volveremos a probar en este nuevo juicio”, agregó.

A su vez, el pasado 6 de enero, otros 13 militares acusados de participar en cerca de 100 masacres en los años de la guerra civil guatemalteca (1960-1996) fueron detenidos, entre los que se encuentra el ex jefe del Estado Mayor del Ejército, Benedicto Lucas.

“Mediante las investigaciones a los detenidos, se les atribuye la participación en 88 eventos relacionados con las masacres realizadas durante los años de 1981 a 1986, en el contexto del conflicto armado interno en Guatemala”, indicó la fiscal general Thelma Aldana, actuante en el caso.

Según publica El Faro, parte de la prueba en contra de los militares genocidas son los restos de “niños, adultos y ancianos localizados entre 2012 y 2015 en un antiguo campamento militar en Alta Verapaz, de los cuales 97 han sido identificados con pruebas de ADN”.

El militar es originario de Huehuetenango, ciudad que también forma parte de la zona del Quiché, de dónde era originarios los indígenas a los que masacró.

Desinformémonos