El primer congreso del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), de El Salvador, se celebró el 6 al 8 de noviembre del 2015. Informe de Miguel Cifuentes, delegado del movimiento político y social Marcha Patriótica al evento

Miguel Cifuentes, delegado de Marcha Patriótica, y Medardo González, secretario general del FMLN.
Miguel Cifuentes, delegado de Marcha Patriótica, y Medardo González, secretario general del FMLN.

Miguel Cifuentes Ardila
Delegado de Marcha Patriótica

Después de doce años de guerra, que causaron más de 80 mil víctimas desde 1980 hasta la firma del Acuerdo de Paz en 1992, y de su conversión a movimiento político legal, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) realizó el Primer Congreso histórico de su militancia, que se celebró a 35 años de su fundación.

Con este evento, el FMLN continúa definiendo y ajustando su rumbo político, que en el 2009 lo llevó al gobierno nacional a través de la presidencia de Mauricio Funes. En el 2014, el Frente gana nuevamente las elecciones con Salvador Sánchez Cerén, que sacó la más alta votación en la historia de El Salvador, con más de 1’495.000 sufragios.

En este sentido, los retos actuales del FMLN ya no son derrotar la oligarquía sino transformar socialmente el país, profundizar la democracia y evitar que la derecha, que gobernó El Salvador con dictaduras militares y elecciones fraudulentas, vuelva al poder.

El congreso

Con una discusión previa en cada municipio y departamento de El Salvador, en una metodología de profunda democracia donde participaron alrededor de 20 mil militantes, se llegó a este congreso con más de 1.800 delegados de 14 departamentos.

Se debatieron y aprobaron por unanimidad los tres documentos centrales del evento:

1.Formación económica y social; 2. Estrategia y programa del partido; 3. Lineamientos para el trabajo partidario.

A través de su congreso, el FMLN nos da un ejemplo de construcción de un partido desde la base, consolidando sus estructuras en todo el territorio nacional, obediente a sus principios de antiimperialismo, transparencia y honestidad, trabajando para sacar de la pobreza a su pueblo, frenando el neoliberalismo y luchando por reversarlo, comprometido con la revolución socialista.

En América Latina, el FMLN se convierte en un referente de construcción de poder popular desde la oposición y más aun hoy siendo gobierno, enlazado y conectado con sus bases.

En consecuencia, El Salvador se suma a ese giro que el pueblo de América Latina viene dando en los últimos años, con el establecimiento de gobiernos de izquierda, democráticos y progresistas, como en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, Nicaragua, Uruguay y Venezuela, que se suman a la gloriosa Revolución Cubana en la construcción de la Gran Patria que soñó Simón Bolívar.

En calidad de delegado de la Marcha Patriótica a este Primer Congreso, agradezco, saludo y felicito al FMLN, a su militancia y al pueblo de El Salvador por este ejemplo de lucha, de entrega, de sacrificio, de preservación de su memoria histórica, de su capacidad de debate político y de construcción con todos los puntos de vista de sus realidades concretas que nos han permitido aprender de sus experiencias.

Así mismo, es importante resaltar la disciplina y el compromiso de cada uno de los delegados a este Primer Congreso del FMLN, que mostraron la grandeza de un pueblo que se rebela y ejerce su autodeterminación. También la solidaridad, el internacionalismo y su defensa de la dignidad del pueblo salvadoreño, que ha rechazado la injerencia del imperio estadounidense para ser libre y soberano.

Marcha Patriótica