Ejército intimida y agrede a civiles en Remedios (Antioquia)

0
Ubicación de Remedios, en Antioquia

El 26 de julio, personas fuertemente armadas, uniformadas pero sin distintivos y dentro de los cuales se encontraba un hombre encapuchado llegaron agresivamente al caserío Rancho Quemado, en la vereda El Carmen, pidiendo información sobre los líderes de la comunidad.

Ubicación de Remedios, en Antioquia
Ubicación de Remedios, en Antioquia

La Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño – Cahucopana y la Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra – ACVC emiten acción urgente a la opinión pública nacional e internacional, instituciones, organismos gubernamentales y no gubernamentales, por la agresión e intimidación llevada a cabo por hombres fuertemente armados a la comunidad de Rancho Quemado, caserío de la vereda de El Carmen, municipio de Remedios, departamento Antioquia.

Hechos

1. El día 26 de julio de 2015, miembros de la comunidad del lugar conocido como Rancho Quemado, perteneciente a la vereda El Carmen en el municipio de Remedios- Antioquia, dan aviso de la presencia personas fuertemente armadas, uniformadas pero sin distintivos y dentro de los cuales se encontraba un hombre encapuchado.

2. A las 9: 00 a.m. llegaron al caserío agresivamente y entraron arbitrariamente pidiendo información sobre los líderes de la comunidad. Procedieron a amedrentar y propinaron una fuerte golpiza al joven David Montoya, preguntándole de manera intimidatoria “que si no les daba información, lo tendrían que dejar en el batallón de Segovia”. Así mismo sucedió con una mujer que presionaron interrogándola por información porque según ellos iban por cuatro directivos.

3. La comunidad señala que era evidente que el encapuchado que estaba con el grupo conocía la zona y que por la amenaza realizada de llevarse al Batallón de Segovia al joven, los hombres sin distintivos pueden pertenecer al Ejército.

Antecedentes

1. A lo largo del 2015 se ha denunciado por parte de las comunidades la presencia de hombres encapuchados patrullando con el ejército; estos fueron identificados posteriormente como desmovilizados de las FARC quienes se han aparecido en las oficinas principales de las organizaciones en la ciudad de Barrancabermeja, en donde han hostigado y amenazado a líderes.

2. La Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño Cahucopana, es una organización campesina que ha venido trabajando en los municipios de Remedios y Segovia desde el 2004 en torno a la defensa de los derechos humanos, la exigibilidad a una vida digna y el derecho a la tierra y el territorio.

3. En el marco de esto Cahucopana, ha denunciado la grave situación humanitaria que atraviesa los municipios de Remedios y Segovia – Antioquia, las graves violaciones a los derechos humanos y las infracciones al Derecho Internacional Humanitario que se presentan en el casco urbano y las zonas rurales. Hemos alertado a las instituciones frente a la vulnerabilidad en la que se encuentran los campesinos y campesinas de la región, los mineros así como las organizaciones y sus líderes.

4. En el 2012 el Sistema de Alertas Tempranas – SAT de la Defensoría del Pueblo emitió el informe 002 – 12 AI, en el cual identificaba la presencia de diversos grupos paramilitares que se disputaban el control territorial, bajo la denominación de Bacrim según el Estado colombiano, estos grupos ponen en riesgo a los pobladores en medio de sus disputas ante la búsqueda de un control económico y político de los municipios.

Frente a estos hechos

Reiteramos

Que ante los hechos que históricamente se han presentado en los municipios, Cahucopana ha exigido al Estado colombiano la atención pertinente sobre la situación de violación de Derechos Humanos de los municipio de Segovia y Remedios, situación que se agudiza ad portas de las elecciones locales que vienen dentro de unos meses.

Así mismo, Cahucopana ha insistido a la Defensoría del Pueblo y el Sistema de Alertas Tempranas la necesidad de actualizar el informe de Riesgo junto con las medidas coordinadas de las instituciones responsables de atender la situación de Derechos Humanos de las comunidades.

Exigimos:

Primero

A las autoridades del orden Nacional, al Programa para los Derechos Humanos de la Vicepresidencia de la República, el Ministerio de Defensa y la Unidad Nacional de Derechos Humanos de la Fiscalía General de la Nación, actuar de manera inmediata con el fin de que se tomen las medidas necesarias para que se garantice el absoluto respeto de los derechos a la vida, la integridad personal y psicológica, el trabajo, la libertad y la permanencia en el territorio de los pobladores del Nordeste Antioqueño.

Segundo

Al Gobierno local y nacional llevar a cabo las medidas pertinentes que brinden garantías y efectividad de los Derechos Humanos, el Derecho a la vida, la integridad personal y psicológica, al trabajo, la organización, la libre movilidad, la honra y permanencia en los territorios campesinos.

Tercero:

A la Oficina Del Alto Comisionado de Derechos Humanos en Colombia que realice monitoreo de la crítica situación de derechos humanos en la región, y emita recomendaciones al Estado colombiano en consecuencia.

Cuarto:

Al Sistema de Alerta Tempranas de la Defensoría del Pueblo apoyar a las organizaciones sociales y campesinas representativas de los intereses de las comunidades de base del Nordeste Antiqueño, para que se cumplan las recomendaciones emitidas en el marco del Informe de Riesgo No. 002-12A.I. emitido para la región, en lo relacionado con los hechos que acá se denuncian.

Responzabilizamos: Al Estado Colombiano, en cabeza del presidente Juan Manuel Santos por la agudización del conflicto social y armado que vive la región en donde la población civil en medio del conflicto está siendo hostigada y amenazada por posibles miembros de la fuerza pública tal como sucedió en años anteriores de la mano con los reinsertados.

Solicitamos

A la comunidad nacional e internacional

Nos acompañen en el seguimiento y monitoreo permanente a la grave situación de Derechos Humanos por la que atraviesan las comunidades de la región ante los últimos hechos aquí denunciados.

Exigir el Cese al fuego bilateral para evitar la agudización de la crisis humanitaria por la que pasan las comunidades de los territorios donde se da la confrontación armada.

Acompañar las comisiones de verificación que se empiezan a realizar por parte de las organizaciones y el Frente Amplio por la Paz y las Constituyentes por la Paz con el fin de corroborar las acciones de desescalamiento que se realizan por parte de las FARC- EP y el Gobierno Nacional.