Decenas de miles claman en Donostia por la resolución, la paz y los derechos humanos

0
38

La respuesta a la operación denominada ‘Mate’ por la Guardia Civil ha tomado cuerpo esta tarde en Donostia en una manifestación multitudinaria en la que han participado cerca de 33 mil personas, según el recuento realizado por Gara. Ha sido comandada por un amplio espectro de organizaciones.

@gara_augarte @aimar_etxe @gara_iantzi

«Los y las ciudadanas de Euskal Herria ya hemos decidido que queremos vivir en paz, democracia y libertad. Hagámoslo realidad. Salgamos de la espiral». Es el mensaje leído al final de la marcha por la resolución del conflicto, los derechos humanos y la paz que ha recorrido esta tarde Donostia y en la que han participado cerca de 33 mil personas, según el recuento realizado por Gara.

Una marcha convocada tan solo una semana después de otra que reunió a 80 mil ciudadanos en Bilbo y que ha sido la respuesta de un amplio abanico de organizaciones sociales, políticas y sindicales vascas a la ‘Operación Mate’ llevada a cabo el lunes por la Guardia Civil española, actuación del instituto armado que se saldó con la detención de doce abogados vascos y cuatro personas que trabajaban en el ámbito de la solidaridad hacia los presos vascos.

Trece de las personas detenidas el lunes quedaron en libertad tras pasar ante el juez, y precisamente estas han sido las principales protagonistas al inicio de la marcha. En fila ante los congregados, han sido objeto de una gran ovación por parte de los presentes.

Durante la manifestación decenas de voluntarios han sido los encargados de recuperar el dinero sustraído por la Guardia Civil a Sare durante la operación del lunes. Las donaciones voluntarias han servido para reponer los decenas de miles de euros que se llevó el instituto armado desde la sede del sindicato LAB.

Antes de iniciarse la marcha los máximos representantes de ELA y de LAB, Adolfo Muñoz y Ainhoa Etxaide, han denunciado las últimas actuaciones de la Guardia Civil. El secretario general de ELA ha denunciado que en el Estado español «se ha decidido romper todo lo que se pueda en el ámbito vasco». Su homóloga de LAB ha subrayado, además, «la incapacidad» de Lakua de tomar el liderazgo y «responder a lo que ha pasado desde la iniciativa política». Oskar Matute (EH Bildu), por su parte, ha dicho que «la necesidad que tiene este pueblo de conocer la paz no es correspondida por una actitud positiva del Estado».

La marcha ha transcurrido a un ritmo lento por la multitud congregada en ella; prueba de ello que los últimos de la manifestación han llegado al Boulevard más de una hora después de que finalizase la marcha.

En la intervención final, los convocantes han afirmado que «es el momento de que este pueblo salga de la espiral a la que pretende tenerle atado el Estado español», que es el momento de «mirar adelante» y de «comprometerse y dar pasos para avanzar hacia un futuro en paz, libertad y democracia». Han añadido que no están dispuestas a «entregar nuestro futuro a los irresponsables políticos del Gobierno español».

Naiz