La Comisión Intereclesial de Justicia y Paz denunció las continuas presiones y operaciones de tipo paramilitar vinculadas a agronegocios en predios colectivos de Curvaradó, Pedeguita y Mancilla en el departamento del Chocó.

Ya se han presentado varias situaciones que esta organización considera de riesgo para los habitantes, como la constante actividad paramilitar y el atentado contra el líder campesino de la zona Jaime Ruiz. Hoy también son víctimas de amenazas los campesinos Mario Castaño, Marleny Benítez, Felipe Triana y Argemiro Hernández.

Hay que decir que estos campesinos son líderes de restitución de tierras y se han propuesto exigir se les devuelvan sus predios, los cuales fueron robados por paramilitares y que hoy se usan en una asociación creada por estos criminales bajo el nombre de Asociación de Productores de Belén de Bajirá. También estaría relacionado con la asociación Luis Molano, oficial de las Fuerzas Militares.

El 30 de agosto en la comunidad de Bijao Onofre, territorio colectivo de Pedeguita y Mancilla, cinco hombres que no pertenecen al Consejo Comunitario ocuparon predios de varias familias, abriendo trochas y delimitando la parcelación de la propiedad. Ante este abuso el líder Argemiro Hernández, integrante del Consejo Comunitario, expresó su rechazo pues se desconoce la ley 70 de comunidades negras.

DSCN1115_-_small