Avanzan zonas de reserva campesina

0
Primer Encuentro Nacional de Pequeños y Medianos Caficultores de las Zonas de Reserva Campesina. Febrero del 2014. ZRC Pato-Balsillas.

Se consolidan nuevos procesos organizativos agrarios en varias regiones del país. Caficultores piden reestructurar la federación

Primer Encuentro Nacional de Pequeños y Medianos Caficultores de las Zonas de Reserva Campesina. Febrero del 2014. ZRC Pato-Balsillas.
Primer Encuentro Nacional de Pequeños y Medianos Caficultores de las Zonas de Reserva Campesina. Febrero del 2014. ZRC Pato-Balsillas.

Agencia Prensa Rural

La Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina (Anzorc), que reúne a unos 50 procesos organizativos en todo el país, viene impulsando diversas actividades en varias regiones de Colombia en defensa del campesinado y los trabajadores rurales.

Del 28 de febrero al 3 de marzo pasado, más de 20 líderes campesinos del sur del departamento del Tolima, vinculados a la Asociación de Trabajadores Campesinos del Tolima (Astracatol), se encontraron en Ibagué en la primera escuela de zonas de reserva campesina (ZRC).

La actividad tuvo el objetivo de dar a conocer, discutir y formar en torno a la iniciativa de ZRC y así empezar a constituir esta figura en esa región.

La escuela fue realizada con la ayuda financiera de la Unión Europea, en el marco del Proyecto “Fortalecimiento de procesos participativos de comunidades étnicas y campesinas y promoción de la ciudadanía activa, para la gestión y protección medioambiental del territorio”.

Dicho proyecto también se ejecuta en los departamentos de Santander y Norte de Santander con la perspectiva de aportar al desarrollo rural y contribuir a la construcción de paz desde lo local.

La escuela se desarrolló con el acompañamiento y apoyo de la Anzorc. Mediante conferencias, lecturas, espacios de discusión y trabajo en grupo, los campesinos conocieron los antecedentes de las ZRC, sus referentes legales, el proceso de constitución y objetivos de esta figura.

En este marco, los participantes proyectaron las ZRC como una alternativa de resistencia a los proyectos hidroeléctricos y mineros que se vienen adelantando a lo largo y ancho del país.

Los campesinos presentes en la escuela plantearon que las ZRC contribuyen al fortalecimiento de la economía campesina, a la protección de los territorios y al acceso a la tierra.

“La figura de las ZRC pretende proyectarse para garantizar los derechos de los campesinos, reivindicando al Tolima como una zona agrícola”, manifestó Anzorc.

En la escuela también se conformó un grupo de trabajo para la socialización y promoción de las ZRC en las comunidades de ese departamento.

Este equipo de impulso irá, vereda por vereda, a exponer y forjar las bases de las futuras áreas campesinas que encabezarán la lucha por la soberanía alimentaria y la defensa del territorio en el Tolima.

Paralelamente a la escuela de ZRC, la comisión de comunicaciones de Astracatol trabajó mancomunadamente con la Agencia Prensa Rural, enriqueciendo su bagaje en el cubrimiento periodístico.

Anzorc, Astracatol y Prensa Rural compartieron su experiencia en el manejo de herramientas comunicativas, en el registro fotográfico y en la edición de videos.

Encuentro cafetero

El 16 y 17 de febrero pasado se celebró el primer Encuentro Nacional de Caficultores de las Zonas de Reserva Campesina de Colombia, evento que tuvo lugar en Balsillas, Caquetá.

Como fruto del encuentro se creó la Coordinadora Nacional de Pequeños y Medianos Caficultores de Colombia (Coornalca), a la que se sumaron cerca de 40 organizaciones agrarias y populares.

“Rechazamos la política de la Federación Nacional de Cafeteros, considerando que es una organización que no representa los intereses de los pequeños y medianos productores de café”, manifestó el encuentro en su declaración final, a la vez que llamó a reestructurar esa cuestionada agremiación.

Los caficultores de las ZRC también criticaron la política económica oficial. “Rechazamos los Tratados de Libre Comercio, la Alianza del Pacífico y las concesiones que ha firmado el gobierno nacional y que han vendido al país”, manifestaron.

También invitaron a virar a la agricultura orgánica y agroecológica, y a independizarse del mercado de semillas y de insumos químicos.

“Así mismo, hacemos el llamado a todos los productores agropecuarios del país a unirse, organizarse y resistir como hoy lo hacemos los caficultores”, agrega el manifiesto de diez puntos, en el que también hablan de la realización de una asamblea constituyente cafetera, y de respaldar los diálogos de paz con las FARC en La Habana.

Nodo Sur de Anzorc

El 1 de marzo pasado, en la ciudad de Florencia, Caquetá, se reunieron 12 delegados de procesos agrarios que han adelantado iniciativas en zonas de reserva campesina con el objetivo de conformar el Nodo Sur de Anzorc, que cobija a los departamentos de Caquetá y Huila.

En este espacio se socializaron las problemáticas territoriales, dificultades y fortalezas en la construcción de los procesos de zonas de reserva campesina en esta zona del país.

En la reunión participaron la Asociación Ambiental del Bajo Pato y Lozada; la Asociación Campesina de la Cordillera de los municipios de Montañita, Florencia, Paujil y Doncello; la Asociación Municipal de Colonos del Pato (Amcop); la Coordinadora Departamental de Organizaciones Sociales, Ambientales y Campesinas del Caquetá (Coordosac); y el proceso de movilización de afectados por la hidroeléctrica El Quimbo; organizaciones que estuvieron acompañadas por el equipo dinamizador de Anzorc.

Los nodos regionales tienen el objetivo de fortalecer los procesos organizativos de base regional de las zonas de reserva campesina constituidas, por constituir y de hecho.

De esta forma, sigue adelante la lucha por conformar en el país las ZRC, figura contemplada y protegida por la ley 160 de 1994.