Aprobado presupuesto 2014. Para tiempos de guerra

0
37

La aprobación en la sesión plenaria del Senado de la República, del Presupuesto General de la Nación, para la vigencia fiscal del año 2014, no causó mayores sorpresas y por el contrario deja un sin sabor por las aspiraciones de concertar un eventual acuerdo de paz con un presupuesto destinado a la guerra.

image_preview

La vigencia presupuestal de 2014 contempla 203 billones de pesos. De estos, 114,2 billones corresponden a gastos de funcionamiento, 42,4 billones al servicio de la deuda y 46,3 billones a inversión. Los rubros correspondientes al pago de la deuda y a seguridad y defensa suman 27,7 billones, en un desbalance importante con los reglones del presupuesto destinados a la atención a la salud y la educación.

El juicioso estudio del presupuesto dejar entrever la disminución de recursos asignados al Sistema General de Participaciones administrado por el Ministerio de Hacienda. En la vigencia 2013 fueron 771 mil millones asignados al Sistema y en 2014 apenas 446 mil millones, una disminución que deja como consecuencia inmediata la desfinanciación de la educación básica, media y secundaria en las regiones.

En cuanto a las universidades, hay una asignación de apenas 3,2 billones de pesos para inversión. Un aumento relativamente menor al presupuesto de 2013 pues representa el 0,3%del Producto Interno Bruto. De ahí las razones para la protesta estudiantil. Disminuye en ese mismo sentido la participación porcentual de la inversión en ciencia y tecnología e innovación, que de 1,1% en 2013 pasa a 1,0% en 2014, lo que ubica a nuestro país como uno de los de más precaria destinación de recursos a este sector que es fundamental para el desarrollo nacional.

Para la senadora Gloria Inés Ramírez, el presupuesto 2014 es un recorte dramático a los rubros de desarrollo social. “En el pasado año la educación representó el 3,1% y en el 2014 será apenas del 3%, cifras que resultan deplorables si se tiene en cuenta que Colombia tiene uno de los gastos públicos en educación más bajos de Iberoamérica, en donde el promedio de destinación es del 5,7%”, indicó Ramírez.

Ella misma, quien preside la Comisión de la Equidad de Género del congreso de la Republica, denuncio que el Estado colombiano adoptó el Conpes número 161 de 2013 y proyectó en él un plan de financiación para el año venidero de 1.026 millones de pesos; para cumplir con las metas planteadas con las mujeres. No obstante, en el presupuesto aprobado no existe una clara y precisa identificación de los recursos que deberán invertirse para la ejecución de los programas y el cumplimiento de las responsabilidades del Estado en materia de equidad de género.

Resulta entonces una contradicción propia del doble discurso que maneja el gobierno de Juan Manuel Santos, cuyas palabras distan mucho de los hechos. Manifiesta ser el presidente de la paz pero destina buena parte del gasto presupuestal para la guerra además de recortar rubros a sectores sociales pilares para el desarrollo del país y la superación de la brecha de desigualdad.