Agroecología para las zonas de reserva campesina

0
147

Intenso trabajo práctico-teórico, en el cual se intercambió sobre la necesidad de reformular las prácticas agrícolas que la mayoría de campesinos adoptó desde la mal llamada revolución verde.

Agroecologia4
Taller de agroecología de las zonas de reserva campesina del centro y occidente del país. Foto Corponevados.

Corponevados

Del 4 al 6 de agosto, se llevó a cabo el taller de agroecología de las zonas de reserva campesina del centro y occidente del país en Líbano (Tolima). Contó con 30 delegados de organizaciones campesinas, entre ellas Asprosonar del Cauca, Astracava del Valle del Cauca, la Fundación de Cafeteros de Aipecito (Huila), Astracatol del sur del Tolima, Distriagro de Fresno y Asoagroambiental de Líbano y Villahermosa, todos organizados en procesos pro zonas de reserva campesina.

El taller, apoyado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y orientado por la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina, fue de intenso trabajo práctico-teórico, en el cual se intercambió sobre la necesidad de reformular las prácticas agrícolas que la mayoría de campesinos adoptó desde la mal llamada revolución verde. La agroecología es una práctica cargada de saberes ancestrales que se presenta como opción de resistencia de las comunidades a la voracidad de las multinacionales de los insumos químicos, fertilizantes, abonos y semillas transgénicas que inundan el mercado y que, mediante medidas represivas, amenazan la soberanía alimentaria.

La identificación de fortalezas y debilidades, así mismo el reconocimiento de saberes previos y las necesidades de las comunidades campesinas fueron insumos para las jornadas de trabajo, que se enfocaron en la elaboración de abonos orgánicos a partir del reconocimiento de las propiedades de los suelos y la materia orgánica que se encuentra en cualquier finca, las necesidades nutricionales de cada producto y las condiciones físico-climáticas favorables para mejorar la productividad campesina de forma sostenible. La metodología cubana de campesino a campesino y el diagnóstico de finca fueron las principales herramientas de trabajo en la formulación de un plan de acción para el mejoramiento de las parcelas de la región que se ofrecieron de manera experimental.

El escenario de encuentro campesino permitió reconocer las preocupaciones y apuestas de las organizaciones campesinas, entre ellas las vinculadas a las amenazas externas generadas por el cambio climático y el desarrollo de megaproyectos minero-energéticos, factores de desestabilización social y ambiental. Las organizaciones campesinas se plantearon la necesidad de tejer una red agroecológica que permita ampliar los lazos de resistencia campesina para hacerle frente a las políticas del despojo, desarraigo y destrucción ambiental.