Afros del Cauca exigen sus derechos

0
292
La Policía castigó brutalmente la protesta cívica. Foto Cumbre Agraria.

Incumplimiento del Gobierno y brutalidad policial contra el movimiento social

La Policía castigó brutalmente la protesta cívica. Foto Cumbre Agraria.
La Policía castigó brutalmente la protesta cívica. Foto Cumbre Agraria.

Cientos de personas bloquearon desde el lunes 25 de abril la carretera Panamericana, en el sitio conocido como Quinamayo, en Santander de Quilichao (Cauca).

El representante de la Asociación de Consejos Comunitarios del Norte del Cauca, Víctor Hugo Moreno, explicó que las principales exigencias se relacionan con la compra de tierras, titulación colectiva, consulta previa libre e informada en las áreas de influencia de los consejos comunitarios, con proyectos como la doble calzada Popayán – Santander de Quilichao.

“No estamos conformes ciento por ciento porque hay una expectativa muy fuerte de las comunidades y se estaban exigiendo puntualmente 60 mil hectáreas de tierras para la titulación colectiva y el reconocimiento de la comunidad negra. No se logró, pero esperamos que en la mesa de concertación se empiecen a trabajar los temas”, agregó.

Las comunidades también piden reparación colectiva, restitución de derechos territoriales, además de enfoque diferencial en los procesos de negociación de paz y un programa para el mejoramiento y construcción de vivienda.

Las comunidades negras denuncian que el Ministerio del Interior y su dirección de Consulta Previa niegan la presencia de la población negra al norte del Cauca sin tener en cuenta que esas comunidades son ancestrales y habitan sus territorios desde 1636. Por otra parte, se denuncia que con la Ley Páez se creó una zona franca que solo terminó beneficiando a las empresas privadas.

También el gobierno incumplió algunos acuerdos pactados, como el de La Salvajina por parte del ya extinto Incoder. En él se comprometió, entre otros, a entregar territorios a estas comunidades.

Represión y diálogo

Las protestas se tornaron violentas tras la llegada del Esmad. El 26 de abril, la policía agredió a varias personas, hiriendo con arma de fuego a una y dejando lesionadas a seis más, debido al uso de artefactos explosivos. Tres de las personas afectadas resultaron ser niños y sus madres, residentes de Quinamayo.

Dos personas fueron heridas presuntamente por arma de fuego, y tres menores de edad, una de ellas con una semana de nacida, resultaron gravemente afectadas por un gas lacrimógeno que cayó en una vivienda.

Por el momento se desconoce el estado de salud de la pequeña quien fue llevada a un centro hospitalario y además se pudo establecer que otra menor de edad salió herida y 14 personas fueron detenidas.

Pese al trato represivo a la protesta, luego de tres días de movilización con las comunidades, el gobierno se sentó a revisar los incumplimientos en terreno; por parte del gobierno estuvieron los viceministros de Minas, Interior y Agricultura, el Gobernador del Cauca y el alcalde de Santander de Quilichao, y por las comunidades, los voceros de Asociación de Consejos Comunitarios del Norte del Cauca.

Las partes firmaron un acta con la que las comunidades decidieron suspender la ocupación de la carretera.

Los diálogos serán instalados en la segunda semana de mayo de 2016. Allí se revisarán los acuerdos que según las comunidades fueron incumplidos por el Gobierno Nacional y que fueron consignados en las actas de La Salvajina 1986, Incoder San Rafael 2013 y la movilización de mujeres en diciembre del 2014.