28 de septiembre: un día para celebrar

0
161

Renata Cabrales

Durante el quinto encuentro feminista de América Latina y el Caribe realizado en Argentina en el año 1990, teniendo en cuenta las complicaciones y los riesgos que conllevan los abortos clandestinos y que en muchos lugares de América Latina constituyen la primera causa de muerte de las mujeres, se ha declarado el 28 de septiembre como el Día de la despenalización del aborto.

Desde entonces, según Mujeres en Red, periódico feminista, el 28 de septiembre se convirtió en una excusa para recordar a los gobiernos de los países latinoamericanos que más de seis mil mujeres fallecen al año por los problemas que suelen surgir en medio de un aborto clandestino.

Así mismo, mencionan en el medio que “la cifra anual de abortos que se practican en Brasil, Colombia, México, Perú y República Dominicana asciende a 2.8 millones y en toda la región la suma llega a más de cuatro millones…Cada día se realizan 55 mil abortos inseguros en el mundo, 95 por ciento en países en vías de desarrollo, los cuales son responsables de una de cada ocho muertes maternas».

En Colombia, tenemos más por celebrar que por lamentar este 28 de septiembre, pues debido al movimiento feminista y de mujeres, el pasado 21 de febrero hubo un fallo histórico, la Corte Constitucional de Colombia se pronunció a favor de la despenalización del aborto durante las primeras 24 semanas de un embarazo, lo que constituye un gran triunfo para los derechos humanos y sobre todo, de las mujeres más vulnerables del país.

Este fallo es, sin duda, un logro más de esa ola verde de mujeres dispuestas a luchar por sus derechos sexuales y reproductivos, que viene desde Argentina y ha pasado por otros países de América Latina, como México y ahora Colombia. Mujeres que advierten que no dejarán de luchar hasta que se reconozcan los derechos sexuales y reproductivos de las niñas y mujeres de todos los países del continente.

A pesar de ser un derecho fundamental establecido en la Sentencia C-355 de 2006, actualmente el acceso al aborto, en las tres condiciones presentadas en la sentencia, poco se cumple, y de acuerdo a Amnistía Internacional «se estima que actualmente en el país se realizan 400.400 abortos cada año, y que menos del 10% de estos procedimientos se realiza de forma legal, con una gran concentración de los servicios en las principales ciudades».

Como es de saber, cuando el aborto es tipificado como delito, las que sufren las consecuencias de estas leyes injustas son las mujeres más vulnerables, es decir, las de bajos recursos y aquellas que son víctimas de todo tipo de violencia machista, logrando de esta forma, que se reproduzca la desigualdad.

Es por eso que el 28 de septiembre ahora constituye una fecha de conmemoración de los logros de las mujeres en Colombia, quienes además cuentan, por primera vez en la historia del país, con un gobierno progresista que busca proteger sus derechos, contrario al gobierno de Duque, que, en medio de semejante logro histórico, tuvo el descaro de calificar el fallo de la Corte, como «un motivo para que el aborto sea utilizado como método anticonceptivo».

El movimiento feminista colombiano celebra, además, que gobiernos retrógrados y machistas hayan pasado a la historia.